Pablo Casado denuncia el “Autogolpe Estado” vivido en Venezuela

Pablo Casado durante la reunión de coordinación del PP mantenida hoy en Ávila

A raíz de lo acontecido en el día de ayer en Venezuela, con la anulación de las competencias de la Asamblea Nacional, el vicesecretario general de Comunicación del Partido Popular y diputado por Ávila, Pablo Casado, ha criticado desde la capital abulense duramente este hecho calificándolo de "Autogolpe de Estado".

 

Para Casado “cuando se atenta contra la separación de poderes, y se cierra directamente el Poder Legislativo, estamos ante un -Autogolpe de Estado-, y desde España siempre hemos dicho que queremos lo mismo para ellos que para nosotros”.

 

“Si para nuestro país queremos un Estado de Derecho, una democracia consolidada, una separación de poderes, que la oposición pueda actuar libremente, que lo medios de comunicación puedan desarrollar su labor, que no se encarcele a ningún ciudadano por pensar distinto al régimen, también lo para Venezuela”, ha añadido, señalando además que en la actualidad Venezuela tiene 100 presos políticos, “que han sido maltratados y aprisionados sin un juicio justo”, como el caso del líder de la oposición, Leopoldo López.

 

Ante esta situación, el diputado ha arremetido también duramente contra Podemos por ser varios miembros de este grupo político “quienes les asesoraron en política social, policial o en las relaciones con los medios, preparando el camino para lo que está sucediendo ahora”.

 

Por todo esto, ha aseverado Casado, “hemos dicho que no era bueno votar en España a Podemos, y todavía no les he escuchado criticar el Golpe de Estado de ayer. No les he oído quejarse porque los Venezolanos no puedan expresarse como oposición en la Asamblea Nacional, como ellos sí pueden hacer en el Congreso de los Diputados, insultando muchas veces, e incumpliendo el reglamento”.

 

“Estoy muy preocupado y desde el PP vamos a ser muy firmes en la defensa de la democracia de Venezuela, el Gobierno mantiene una posición muy estable en la que tiene que tener una buena relación con todos los países legítimamente constituidos, pero va a tener una posición exigente” ha finalizado.