Otros tres detenidos implicados en la muerte del taxista en abril

El Cubo de la Tierra del Vino. Se trata de varones, pertenecientes a una misma familia.
E. G.

Otros tres detenidos elevan a cinco los implicados en la muerte del taxista Ángel Sánchez. Los últimos arrestos, de los que apenas han trascendido datos al decretarse el secreto de sumario de las actuaciones, se produjeron ayer en el municipio zamorano de El Cubo de la Tierra del Vino, según informaron a este periódico fuentes cercanas a la investigación.

De sus identidades sólo trascendió que se trata de tres varones, pertenecientes a la misma familia. Además, tienen familiares en Salamanca, conocidos por dedicarse al tráfico de estupefacientes, según las citadas fuentes.

Además, en dependencias policiales también permanece el joven que en el momento de los hechos se encontraba en el taxi, en el asiento del copiloto y para el que iba dirigido el disparo que terminó con la vida del taxista Ángel Sánchez, si bien dado el mutismo con el que se está llevando a cabo el procedimiento judicial, no ha trascendido el motivo de su detención, ya que fuentes oficiales de la investigación no confirman si se debe a este suceso o a otros, al tratarse de un joven con diversos antecedentes por delitos de tráfico de drogas.

Mientras, el joven de 21 años, M. G. B., acusado de ser el presunto autor del disparo que terminó con la vida del taxista y su madre, de 47 años, C. B. A., acusada de encubrimiento, detenidos el pasado miércoles cuando se encontraban en un puesto ambulante que tenían instalado en Lalín finalmente no declararon ayer, por lo que podrían hacerlo esta tarde o mañana por la mañana, momento en que se habría agotado el plazo máximo para pertenecer arrestados en las dependencias policiales. Además, según informaron a este periódico fuentes cercanas a la investigación, los agentes también están buscando a la pareja del presunto autor del disparo, al considerarla encubridora del asesinato, al igual que su madre.

Aunque el arresto no se produjo hasta el pasado miércoles, los agentes tenían localizado al presunto autor de los disparos desde hace meses, a la espera de que el juez del Juzgado de Instrucción número 2 diera la orden de arresto. Madre e hijo fueron arrestados al mediodía mientras se encontraban en su puesto ambulante. En la intervención participaron catorce agentes, ocho procedentes de la Policía Judicial de Salamanca y seis de la Guardia Civil de Lalín. Durante el arresto, dos agentes resultaron heridos leves en el forcejeo con el arrestado, que presentó una gran resistencia y además iba armado. Tras la detención fueron trasladados al cuartel de la Guardia Civil de Lalín y posteriormente a la comisaría de Santiago de Compostela, a la espera de su traslado a Salamanca, que se realizó probablemente en el día de ayer aunque ninguna fuente oficial ha afirmado este extremo. Madre e hijo residen de manera habitual en el municipio gallego de Bertamiráns. Según informaron fuentes cercanas a la investigación, estos detenidos también tienen vínculos de parentesco con la familia salmantina dedicada al tráfico de drogas.