Otro millón y medio de euros al saco sin fondo de Zaldesa y MercaSalamanca

El equipo de Gobierno plantea gastar 1,5 millones de euros para comprar con fondos municipales acciones de dos sociedades que han fracasado en sus objetivos y a las que tiene que insuflar fondos de manera constante.

Los presupuestos de este año, que tendrán que ser aprobados en las próximas semanas, contemplan hacer aportaciones de fondos municipales a dos sociedades en las que el Ayuntamiento tiene intereses y que han pasado de ser proyectos ilusionantes a convertirse en sendos pozos sin fondo que sólo se sostienen por el dinero que les insufla el equipo de Gobierno del PP. Algo que Fernández Mañueco ha decidido hacer un año más, también en 2017.

 

Según el proyecto de presupuestos, el Ayuntamiento tiene previsto invertir 1,5 millones de euros para comprar participaciones en Zaldesa y MercaSalamanca, dos sociedades en las que ya tiene participación. Para Zaldesa, la zona logística, está previsto insuflar casi un millón de euros y cerca de 500.000 son para comprar participaciones de MercaSalamanca. En ambas ha enterrado millones en los últimos años gracias a las suscripciones con las que acude solícito a rescatar dos proyectos avalados por el equipo de Gobierno del PP y que no despegan.

 

En 2013 decidió entrar en el accionariado de Zaldesa con 3,6 millones. Y a MercaSalamanca se le han inyectado fondos con la venta al Patronato Municipal de Vivienda de solares por 1,2 y 2,5 millones de euros, las únicas que ha logrado colocar. Además, ha tenido que aprobar dos planes de viabilidad que no se cumplen y que dejan a la sociedad fuera de la legalidad marcada por el ministro Montoro para las sociedades dependientes de ayuntamientos.

 

Zaldesa lleva años intentando impulsar el proyecto del puerto seco, y ha fracasado por dos veces en su intento por conseguir fondos europeos para una ampliación de la plataforma logística para aprovechar las nuevas conexiones ferroviarias, pero su estado de desarrollo es casi embrionario. Se presentó para conseguir fondos del programa Conectar Europa y fue rechazada la petición de 6 millones porque el proyecto era "pobre" y estaba sin desarrollar. En 2016 no se sabe ni siquiera si llegó a presentarse a la convocatoria anual de la Comisión Europea.

 

El problema de MercaSalamanca es que no vende sus antiguos terrenos, que se llegaron a valorar en más de 40 millones de euros y que ahora están valorados según la propieda sociedad en muchos menos, 16,3 millones: un pelotazo que quedó sin realizarse y que ahora pagan los salmantinos, ya que la sociedad está controlada por el Ayuntamiento. Una cantidad imposible de lograr en la actual situación del mercado inmobiliario y menos en una ciudad con un enorme número de viviendas sin vender y con un stock todavía grande de pisos construídos y sin dueño.