Ortega: "Mentalmente la final en una Copa es imprevisible"

Ortega observa el partido (Foto: Teresa Sánchez)

Miguel Ángel Ortega asegura que estar en la final no era algo que tuviera tan seguro porque el rival le ofrecía mucho respeto. Desgranó las claves del encuentro de semis y habla sobre lo que espera encontrarse el domingo.

El entrenador de Perfumerías Avenida ofrecía su valoración del partido. "Hemos empezado muy bien, apretando en defensa, recuperando balones y eso nos ha dado una ventaja que mentalmente han pagado sumada a la exigencia del partido del viernes. En ese aspecto físico hemos tenido ventaja porque estábamos más enteros con el esfuerzo que hemos hecho".

 

Asegura que él nunca pensó a priori que la final fuera a ser Girona-Avenida. "Al ser la Copa siempre puede haber sorpresas. Posiblemente Araski jugó el viernes con más presión y hoy ha sido al revés y eso ha hecho que parecían más frescas por lo tanto mentalmente lo que se pueda dar mañana es imprevisible. Hay que estar preparados para cualquier cosa que pueda pasar".

 

Ni siquiera se ha planteado como se va a jugar. "La verdad que no sé cómo va a ser. Respeto mucho a Gernika, a Mario y no lo tenía claro, estaba acojonado. Nos habían ganado allí y tienen en mi opinión a uno de los mejores bases de la Liga, junto a Silvia Domínguez. Un equipo con esos argumentos me daba mucho respeto y no he pensado más allá". 

 

No cree que Girona vaya a jugar con más presión pòr ser local. "La presión se la han quitado hoy con la igualdad, estás ante tu afición que siempre espera la mejor y creo que eso mañana no cuenta. La afición del Uni ha estado fantástica, respetándonos, al rival se le chilla, es normal y han estado muy correctos".

 

Se le preguntó por el partido de Liga donde ganó Avenida y si sirve como referencia. "Siempre mejor haber ganado que perdido, en aquel momento no tenian a Coulibaly que hace un trabajo muy importante en términos del rebote y le da consistencia. No es lo mismo y aquel día creo que hicimos una segunda parte bastatne completa. Te ayuda pensar en las cosas que nos fueron bien pero las cosas son diferentes".

 

Sobre la sensación de que el equipo ha llegado bien después de ver la semifinal y el partido de Euroliga, señala. "Nosotros habíamos planificado para llegar aquí, a partir de ahora todo lo que nos quedan son finales y es un no parar".