Orinar en la Plaza Mayor de Salamanca cuesta el doble que hacerlo en plena calle

Una persona ha sido sancionada con 300 euros por hacer sus necesidades en el ágora salmantina, mientras que una joven fue multada con 150 euros por hacer lo mismo en la Plaza de la Constitución.

Ya lo apunta el dicho popular, aunque con otras palabras, que hay que salir de casa habiendo realizado las necesidades fisiológicas pertinentes. Pues en el siglo XXI parece que hay quien no lo tiene claro o no puede entrar en un establecimiento adecuado para este fin.

 

Así, un joven que responde a las iniciales J. G. M. ha sido multado con 300 euros por cometer una infracción de carácter grave al incumplir el "Reglamento municipal sobre la utilización y uso de la Plaza Mayor de Salamanca, consistente en satisfacer las necesidades fisiológicas en el espacio público del,ágora salmantina o en los espacios privados de uso público de la misma", según recoge la propia normativa.


Los hechos tuvieron lugar el pasado 9 de diciembre cuando los agentes de la Policía Local pillaron 'in fraganti' a este joven realizando sus necesidades fisiológicas en la Plaza Mayor.

 

Por su parte, una joven que responde a las iniciales R. Z. P. también ha sidom multada por el mismo motivo, pero con la mitad de dinero, 150 euros, por el hecho de haber realizado sus necesidades fisiológicas en la vía pública, en concreto en la plaza de la Constitución, el pasado 8 de marzo a las 05.25 horas. En este caso, la infracción es de carácter leve.