Oreja de mucho peso para Román que cae herido y otra para Padilla en su despedida

Román en Valencia

Se guardó un minuto de silencio en memoria del pequeño Gabriel, el niño de Almería, y por Paco Arévalo, cómico taurino valenciano recientemente fallecido.

Ficha del festejo

Plaza de toros de Valencia. 2ª de Feria. 3/4 de entrada. Toros de Jandilla, de poco lucimiento y poco juego en líneas generales salvo el 3º con mayor movilidad y 6º para:

Juan José Padilla, ovación con saludos tras leve petición, silencio y oreja en el que mató por Román.

David Fandila 'El Fandi', silencio en ambos.

Román, oreja tras aviso en el único que lidió.

Primera corrida de la Feria de Fallas y buen ambiente con 3/4 en los tendidos. Se guardó un minuto de silencio en memoria del pequeño Gabriel, el niño de Almería, y por Paco Arévalo, cómico taurino valenciano recientemente fallecido.

 

La gran apuesta de estas Fallas tiene el nombre de Román y buena prueba del acierto es el toreo que dejó el valenciano en su primer compromiso de esta feria. Luchó contra el viento para dejar una faena importante. Le exigió al de Jandilla que tuvo mayor movilidad pero que embestía a media altura y que acabó entrando en la muleta. Mayor ligazón por el derecho y parte del público en pie con el toreo en redondo a dos manos. Fue prendido al entrar a matar, dejó una casi entera y dobló. Oreja de peso con petición de la segunda. Tras pasear el trofeo entró por su propio pie a la enfermería y no pudo salir a lidiar el sexto ya que fue intervenido de una cornada de 20 cms en la axila.

 

Era un día especial para Padilla, su despedida de Valencia, una plaza que tantas veces le ha visto triunfar y en la que el pasado año dejó su sangre. Pausadas verónicas de saludo ante el primero de Jandilla. Colocó banderillas. Inició por doblones obligándole por bajo pero se acabó pronto, muy pegado al piso. Estocada trasera y saludó ovación. Ante el cuarto dejó de nuevo un vistoso toreo con el capote, banderilleó y fue intenso el inicio de faena a rodillas. De ahí a menos ante el escaso lucimiento que le regaló el de Jandilla. Fue silenciado. Con Román en la enfermería le tocó despedirse con el sexto. Fue otro toro que embestía a media altura pero tuvo movilidad y sacó su arte jerezano para levantar los ánimos del respetable. Molinetes y Padilla en estado puro. Cortó una oreja tras matar recibiendo y con ese buen sabor de boca se despidió de la afición valenciana.

 

 

El Fandi recibió al segundo con dos largas de rodillas y alborotó al público en banderillas. Comenzó faena de rodillas pero resultó otro deslucido de Jandilla que embestía rebrincando y no dio opciones de lucimiento. Silencio tras media. Tampoco pudo ser con el quinto, otro toro áspero ante el que se empleó en el capote y con el que dejó derechazos sueltos sin posibilidad de más. Mató de entera y fue silenciado.