Operación Triunfo se canta en Würzburg con Perfumerías Avenida

Wheeler aprovecha el bloqueo de Krivacevic (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

Perfumerías Avenida suena bien. Una nueva victoria ante Mann Filter ( 71-34) que sumar a su lista de 'hits' y es que en Würzburg se canta al son de la operación triunfo que se marca como reto el equipo en cada aparición. Lo peor de la tarde, la lesión de Marginean. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

71 PERFUMERÍAS AVENIDA (18+23+19+11): Adaora Elonu (17), Krissy Givens (10), Gabriela Marginean (4), Tijana Krivacevic (4) Erica Wheeler (5) -cinco inicial-, Silvia Domínguez (3), Laura Gil (8), Ángela Salvadores (2), Laura Quevedo (5), Jelena Milovanovic (13). 

 

34 MANN FILTER (14+3+11+8): E. Fedorenkova (4), H. Dunham (2), L. Pascua (8), K. Tetemondova (11), R. Vanderwal (1) -cinco inicial-, Van den Adel (2), Villegas (0), Jenkins (6). 

 

ÁRBITROS: Ángel De Lucas De Lucas y Carlos Gallego Rodríguez

 

INCIDENCIAS: Partido disputado en el pabellón de Würzburg correspondiente a la jornada 5 del campeonato. 

Würzburg aplaudió una nueva actuación de las 'triunfitas' de Avenida. El equipo sigue dejando buenas sensaciones sobre todo porque cada vez se aplica más y mejor en esa labor defensiva que aniquila al rival para después soltarse en ataque de la mano del talento  de sus mejores solistas. Es evidente que con jugadoras como Elonu, Milovanovic, Givens, Domínguez o Wheeler, los puntos van a llegar. Ellas como solsitas triunfan pero lo importante es que ellas junto a sus compañeras hacen un todo, la orquesta completa, y  parecen involucradas en evitar que el que anote sea el rival y así es muy difícil que la operación triunfo no se rendondee. 

 

Aunque quizás en su casillero no cuenten con tantas victorias como podría, Mann Filter era sobre el papel el equipo más completo de cuanto se han encontrado Avenida hasta el momento en Liga. Un conjunto con muchas caras nuevas, mayor rotación que el año pasado y una jugadora como Tetemondova que ha asumido pronto el papel de líder -aunque en Würzburg se la vio poco-. Avenida sabía que era un partido para poner toda la carne en el asador desde el primer momento y esa intención se vio desde la salida de un quinteto inicial novedoso, con Wheeler como base titular y sin Milovanovic en pista. Lo de titulares y suplentes, al menos por el momento, no parece ir con Ortega que de hecho en el primer cuarto ya había utilizado a nueve de sus jugadoras.

 

Mann Filter mostró al principio la intención de forzar sobre el interior, buscando a Pascua pero respondió bien Krivacevic con cuatro puntos seguidos que mandaron a su par al banquillo en busca de una defensa más rápida. La escuadra visitante sabía que se iba a encontrar una defensa agobiante en la salida del balón y así fue porque Wheeler o Givens eran perros de presa sobre Van del Adel e intentaba salir rápido cuando sacaba de fondo o recuperaba. Pero el balance de Avenida era notable. Se nota que las jugadoras saben que deben exprimirse durante unos minutos antes de irse a descansar al banquillo y su movilidad es constante.

 

Se resistía aun así Mann Filter, que trataba de atacar el aro de forma agresiva, pese a no poder acabar varias acciones seguidas. Silvia Domínguez entró en el partido por la puerta grande, con un triple, y tras dos puntos más de Marginean, Lapeña pedía su primer tiempo muerto. Evitó que la diferencia se hiciera más grande Luci Pascua con un triple sobre la bocina al final del cuarto, 18-14, pero la superioridad azul ya se había hecho evidente. Su juego es como un veneno que una vez inolucado va haciendo merma en el afectado poco a poco.

 

De hecho la salida del segundo cuarto fue la confirmación de esa superioridad. El parcial comenzó a ser devastador con Silvia Domínguez exhibiendo ese tremendo estado de forma que atraviesa y Milovanovic en festival anotador. En un visto y no visto los diez puntos de ventaja y la renta siguió ascendiendo porque durante los primeros cinco minutos del cuarto Mann Filter sólo pudo anotar dos puntos mientras del lado local el triángulo Milovanovic-Elonu-Domínguez estaba muy lejos de ser el de las Bermudas, entre ellas es difícil que nada se pierda. Lo suyo es sumar.

 

Milovanovic, un espectáculo sobre la pista (Foto: Teresa Sánchez)

 

Quizás destaquen más porque los puntos siempre brillan con luz propia pero también cabe destacar el papel de una Laura Gil empeñada en convertir el rebote en una causa propia. Ahí también ganaba Avenida a su rival de largo.

 

Estaba disfrutando Würzburg porque el equipo intentaba disfrutar jugando, a dos minutos del final del primer tiempo ya con ocho asistencias repartidas entre seis jugadoras y así se llegó al descanso con una sonora ovación para premiar el 41-17. Tremenda diferencia como tremendo dejar al rival en solo tres puntos durante el cuarto. 

 

Comenzó el segundo tiempo igual que habìa acabado el primero, con buena defensa de Avenida, robo y canasta de Marginean aunque el ambiente se enfrió al ver caer a la rumana a la pista con claras muestras de dolor después de sufrir lo que parecía un tirón cervical. Una circunstancia que podía provocar la caida de intensidad del duelo, pero no conoce ahora mismo Avenida otra velocidad de juego y de la mano de Givens y Elonu continuó el festival. 

 

Marginean sobre el parqué rodeada por sus compañeras (Foto: Teresa Sánchez)

 

Quizás por poner una nueva prueba a su equipo, Ortega introducía rotaciones de cuatro jugadoras a la vez pero la respuesta era buena. Quizás un par de jugadas antes de ponerse todas a la velocidad adecuada pero sin problema para seguir contriolando el partido, para dificultar al rival siempre mirar al aro y para seguir anotando hasta acabar el último cuarto con más de 30 puntos de renta, 60-26. 

 

El partido totalmente resuelto dejó en los diez últimos minutos pocas cosas para el recuerdo aunque sí el empeño de Quevedo en tener su protagonismo pero la máquina ya se había forzado lo suficiente. Casi por inercia fueron pasando los minutos con Mann Filter aprovechando un poco para maquillar la derrota, que al final resultó abultada en todo caso. Rotundo triunfo. La operación sigue en marcha. 

Noticias relacionadas