Operación 'paso del estrecho': ¿qué ocurre con los 75.000 vehículos que pasan cada año por Salamanca?
Cyl dots mini

Operación 'paso del estrecho': ¿qué ocurre con los 75.000 vehículos que pasan cada año por Salamanca?

Las carreteras de la provincia acogen el paso de 75.000 vehículos cada verano camino de los puertos del Sur, pero este año el éxodo

El Gobierno de Marruecos ha anunciado este lunes que no habrá operación 'paso del estrecho' este año por falta de tiempo para organizarla, una noticia que genera una importante incertidumbre sobre cuál va a ser el comportamiento de los conductores magrebíes que, cada año, recorren España desde sus países de origen para regresar a casa. Muchos de ellos, hasta 75.000 vehículos, lo hacen por la provincia de Salamanca a través de la Ruta de la Plata en un peregrinar que llena las carreteras provinciales en un periplo ordenado que ahora está rodeado de incógnitas sobre la fluidez del tráfico, los descansos de los conductores y la seguridad en la circulación que nos transporta a una 'operación' como las de hace años.

 

La operación 'paso del estrecho' canaliza a tres millones de pasajeros repartidos en más de 700.000 vehículos que embarcan en los puertos de Algeciras y Tarifa rumbo a su tierra. Lo hacen entre comienzos de julio y mediados de agosto y su paso por las carreteras españoles implica un dispositivo de seguridad y tráfico que incluye áreas de descanso, señalización... En el caso de Salamanca, el año pasado circularon por la provincia 75.000 vehículos rumbo al sur para embarcar, pero ahora el 'orden' en este éxodo está en el aire.

 

El ministro marroquí de Exteriores, Nasser Bourita, ha anunciado este lunes en el Parlamento que este verano no habrá 'operación paso del estrecho' (OPE) porque no ha podido prepararse. Esta habría sido la 33 edición de la OPE y es la primera vez que se suspende. Marruecos sigue teniendo cerradas sus fronteras, que no abrirá hasta mediados de julio, y está intentando gestionar el regreso de sus súbditos este verano.

 

Eso sí, el gobierno marroquí ha distinguido entre la operación en sí y la posibilidad de que los marroquíes que residen en el extranjero vayan a su país en verano, que no se descarta pero que aún depende de cuatro elementos. El primero es que Marruecos abra sus fronteras, que por el momento siguen cerradas. Los otros tres factores son las medidas de sanitarias que adopten los países de tránsito, la situación sanitaria nacional e internacional y el protocolo sanitario que pondrá en marcha Marruecos para todo el que ingrese en el país.

 

Mientras todo esto se arregla, parece claro que el éxodo de este año se producirá en cuanto Marruecos abra sus fronteras, toda vez que las fronteras europeas ya están abiertas a la movilidad. Pero este año será sin las medidas de tráfico y movilidad coordinadas entre varios países que son habituales desde hace años y que han experimentado importantes mejoras en materia de descanso, flujo de vehículos y, en el fondo, seguridad en la circulación.

Noticias relacionadas