'Operación Lezo': Mis Pollitos, para pagar a la secretaria de González y el alquiler de su despacho

La investigación sobre la 'operación Lezo', en la que Ignacio González implicó al alcalde en minoría de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, revela que la también salmantina Carmen Pazos se asoció con la mujer de González porque tenía la certeza de que sería adjudicataria de varias guarderías municipales.

La investigación sobre la 'operación Lezo' continúa su desarrollo gracias a la Guardia Civil, que sigue destapando todos los escándalos urdidos por Ignacio González, su mujer, su hermano y toda una red de implicados de manera directa o indirecta.

 

No en vano, fue el propio Ignacio González, ex presidente de la Comunidad de Madrid, el que implicó al alcalde de Salamanca en minoría y presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en la 'operación Lezo, por una presunta promesa a la empresaria Carmen Pazos, propietaria del grupo 'Mis Pollitos' para la adjudicación de varias guarderías municipales, hecho negado por el propio Mañueco... sin más.

 

Ahora, se han conocido nuevas tramas de este caso de corrupción, tal y como señala eldiario.es, que revelan para qué se utilizaba el dinero de la sociedad de la mujer de González, Lourdes Cavero, con la salmantina Carmen Pazos, que aportó al Grupo Empresarial Chikies un negocio de guarderías -Mis Pollitos SL- en Salamanca con la certeza de que sería adjudicataria de servicios de guarderías en Salamanca por sus relaciones con cargos diversos cargos públicos, siempre de acuerdo con la investigación y la información publicada por eldiario.es.

 

De hecho, fue el propio González el que reveló que le habían prometido cuatro guarderías a la empresaria de 'Mis Pollitos' y que él conocía "muy bien a Alfonso" (por Fernández Mañueco). Pero, ¿para qué querían en realidad el dinero de 'Mis Pollitos' y la sociedad con Carmen Pazos, Ignacio González y su mujer?

 

Pues, según revela la investigación y publica eldiario.es, para pagar el sueldo de su secretaria y el alquiler del despacho de la calle Atocha de Madrid. Asimismo, comprobaron más tarde que la empresa realizó "un incremento injustificado del valor de las participaciones" para dar entrada a nuevos accionistas, todos del círculo de amistades del matrimonio. En resumen, "para blanquear fondos a través de los supuestos accionistas instrumentales que se utilizarían para disponer del dinero en efectivo que maneja el matrimonio", según recoge eldiario.es.

 

Así, 'Mis Pollitos', sirvió, según la investigación, para pagar a la secretaria de González y su despacho...

Noticias relacionadas