Once años de la Unidad de trastornos alimentarios: "Hay un aumento de casos de pacientes que sufren trastorno por atracón"

Lidia Barrera Aguado y Carlos Roncero en las consultas de psiquiatría (Foto: T. Navarro)

Carlos Roncero, jefe de servicio de Psiquiatría en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, advierte del peligro de sufrir estas enfermedades e incluso del desconocimiento que hoy por hoy existe en la sociedad.

Defina anorexia. Diga lo primero que se le venga a la cabeza. Con toda seguridad habrán pensado en comida, en niñas extremadamente delgadas, preocupadas por las imágenes que se publican en las revistas y que miden cada centímetro de su cuerpo frente al espejo. O en chicas que se provocan el vómito para compensar ingestas mínimas a  los pocos minutos.

 

¿Qué es para usted la bulimia? Es un trastorno caracterizado por realizar atracones de comida en cortos períodos de tiempo,  con un miedo a engordar y frecuentes alteraciones de la impulsividad y del estado anímico. Ambas son un trastorno que no solo afecta a los kilos, algo muy importante que en ocasiones puede llegar a la muerte de las pacientes, pero también es relevante el daño que causan en el cerebro.

 

Con difícil solución, pero posible, exigen un tratamiento global de la persona que actúe sobre su estado físico, social y emocional. Según Carlos Roncero, jefe de servicio de Psiquiatría en el Complejo Asistencial salmantino, la anorexia se produce cuando la persona "cumple una serie de criterios en relación con la sintomatología que presenta, referidos al rechazo de mantener el peso corporal igual o por encima del valor mínimo normal considerando la edad y la talla".

 

Añade el doctor, que estas enfermedades suelen manifestarse mayoritariamente en la adolescencia, por ello, los padres deben estar "muy atentos sobre todo si hay cambios en la conducta alimenticia, si hay miedo intenso a ganar peso o convertirse en obeso, a la distorsión de la imagen corporal... e incluso si hay atracones", ha explicado.

 

Destaca que aunque la percepción social de las enfermedades agrupadas en los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) ha evolucionado desde que en los años 80 se empezara a hablar de esta enfermedad en nuestro país, lo cierto es que aún hay mucho desconocimiento. "Los menores de 14 años son cada vez más frecuentes y aparecen más trastornos de bulimia nerviosa o trastorno por atracón". 

 

Según los expertos, cada vez son más frecuentes, han aumentado su rango de edad, con pacientes más jóvenes y que ingresan en este tipo de unidades con un índice de masa corporal menor, a fecha de 29 de noviembre, el hospital ha atendido alrededor de 170 pacientes, "un número bueno porque indica que se detecta de forma precoz". Muchos de ellos provienen de la Universidad de Salamanca (USAL), "son de otras ciudades, pero son atendidos en el hospital". 

 

"Producen una disfunción, pueden provocar problemas psiquiátricos e incluso la muerte porque hay alteraciones en la relación con los alimentos que generan problemas en los pacientes, sobre todo mujeres e incluso para las familias que observan conductas no reconocidas por los pacientes de graves alteraciones en torno a la ingesta de aliementos". 

 

En lo que se refiera a los síntomas de alerta "se ven obsesos cuando no tiene nada que ver con la situación real, comer de forma compulsiva, en atracón, comer a deshoras, vómitos autoinducidos con el objetivo de perder peso... son situaciones que la familia puede detectar y con las que deben alertarse". 

 

Ante esta amenaza son claves la prevención y la detección temprana de trastornos que, como subraya la psicóloga de la unidad, "son enfermedades mentales y son enfermedades crónicas. Hay que romper el estigma, normalizar la existencia de estas patologías y transmitir a la sociedad en general que la búsqueda de la extrema delgadez puede llevar a ellas".

 

A la Unidad de Psiquiatría llegan derivados de los médicos de Atención Primaria, del ámbito escolar e incluso el pediatra. "Intentamos que el acceso sea lo más sencillo posible, dentro de los chequeos iniciales. Hay distintas modalidades de tratamiento, unas más intensivas, hospitalización parcial y otras más ambulatorias con visitas y terapias de grupo". 

 

En este sentido, la psicóloga de la Unidad, Lidia Barrera Aguado, "se hace una valoración de todas las circunstancias que los traen hasta aquí". Es un equipo multidisciplinar, de manera conjunta e integrada, psiquiatra, psicólogo y endocrino dedicen cual va a ser el tratamiento dependiendo de su estado físico. 

 

Lidia Barrera Aguado y Carlos Roncero en las consultas de psiquiatría (Foto: T. Navarro) 

 

Hospital de día 

Para comenzar el tratamiento en este Hospital de día se tiene que confirmar el diagnostico de un trastorno de la conducta alimentaria, ya sea anorexia, bulimia, trastorno por atracón u otros trastornos no especificados con cierta gravedad, que necesiten una supervisión más intensiva de las comidas y que requieran un abordaje endocrino-psicológico más constante.

 

Tras el ingreso, la recuperación de las pacientes es seguida por ellos de cerca y paso a paso, a través de diferentes fases. "Un ingreso se realiza cuando el tratamiento ambulatorio no funciona o que la familia tiene dificultades para contener la situación y piden el ingreso". 

 

Los pacientes están desde las 9.00 hasta las 17.45 horas, ahí hacen las cuatro comidas fundamentales. El resto del tiempo hacen actividades terapéuticas, autoestima, nutrición, autorregistros, relaciones interpersonales, imagen corporal y terapia ocupaciones donde se trabajan las emociones y los medios de comunicación. "Una vez que salen se hacen los seguimientos ambulatorios individualizados. También hay apoyo a las familias". 

 

La terapia suele durar tres meses y se desarrolla con sesiones grupales, grupos homogéneos, formados por pacientes con diagnóstico similar, franja de edad similar y evolución clínica similar. La terapia de grupo es la base del tratamiento, aunque, cada paciente tiene un plan individual con una serie de objetivos personalizados.

 

Diez años de la Unidad de Psiquiatría

La Unidad cumplió el pasado 2018 diez años de existencia, es por ello, que se van a celebrar unas jornadas en la Facultad de Medicina los próximos 12 y 13 de diciembre. Una puesta al día sobre los trastornos alimentarios. Durante los días previos se llevarán a cabo actividades en los institutos para que los jóvenes tengan un estilo de vida saludable. 

Comentarios

L 04/05/2020 05:42 #10
Fantástico equipo. Estuve ingresada en el hospital de día y la atención recibida fue muy buena. El trabajo que realizan Lidia, David, Pilar, así como enfermeras, auxiliares y endocrinos es fundamental para nuestra recuperación. El trato cariñoso de las enfermeras y auxiliares hace que el tratamiento se lleve mucho mejor durante toda su duración. Las terapias con Lidia para mi fueron la base de la recuperación. Si bien es cierto, que cada uno de los profesionales son necesarios. Animo a todas aquellas personas que sufran un TCA a buscar ayuda y ponerse en manos de profesionales como ellos.
Ex-paciente 25/04/2020 16:46 #9
Estuve tres años en tratamiento ambulatorio y recuperé el peso y la salud mental con ayuda de la medicación recetada por el psiquiatra, con esta psicóloga de la foto que es una persona sencilla y la endocrina siempre preocupada que me recetaba unos espesísimos Ensure TwoCal. A la hora de las recaídas algo ha cambiado en mi mente y hay una especie de barandilla que me impide pasar la línea roja. Lo que no se va de mi cabeza es la preocupación por la comida, el peso etc. Y por eso diré que estaría bien que ellos nos hicieran una revisión anual, ¿no?
Madre de una paciente 30/11/2019 21:19 #8
En mi opinión realizan una excelente labor y con un trato excepcional. Mi hija ha estado ingresada durante casi tres meses en la unidad de dia y el avance ha sido importante. Pero también he de puntualizar que una vez que les dan el alta y pasan a tratamiento ambulatorio, el seguimiento se queda un poco escaso, tal vez sea por la falta de recursos, pero en mi opinión las consultas deberían ser más continuadas para evitar recaidas por falta de seguimientos. Ojalá estos comentarios lleguen a quien corresponda para que pongan más medios debido a que es una enfermedad que tiene muy poca visibilidad y no se le da importancia que realmente tiene.
IS 29/11/2019 21:07 #7
También hay personal de enfermería en estos equipos.
uno 29/11/2019 18:48 #6
estoy de acuerdo que el equipo de profesionales de la unidad es excelente, otra cosa es que no se cubran las plaza de baja por enfermedad de los profesionales y no funcione la unidad, a quien corresponda que de la solucion, tambien a los padres y familiares de estos enfermos, tedndrian que decir algo
Muy buena 29/11/2019 16:39 #5
Es un equipo excelente, que a pesar de la falta de recursos que se les ofrecen, se implican y trabajan como ninguno. Siempre es una alegría encontrarse con gente así. Mi enhorabuena.
Muy buena 29/11/2019 16:36 #4
Un equipo excelente, que a pesar de no poseer quizás los recursos óptimos, trabajan y se implican como ninguno. Siempre es una alegría encontrarse con gente así. Mis felicitaciones.
uno 29/11/2019 13:12 #3
ahora actualmente este servicio no funciona, por falta de medico siquiatra, esta de baja, hace ya bastante tiempo ¿que tienen que decir estos elementos?, preguntar en la citada unidad, llevan las consultas sin atender, rogaria a quien corresponda que pregunte en la citada unidad, sindicatos, prensa y partidos politicos vayan e investigen, cuanto tiempo llevan sin citar a estas personas que necesitan el tratamiento, de hospital de dia
pocos recursos 29/11/2019 07:00 #2
soy paciente de salud mental garrido norte. La falta de medios (personal) me dejó en una lista de espera interminable lo que provocó mi despido laboral por la depresión atendida tardíamente. Pero nunca es tarde si la dicha es buena y ya atendido he de decir que son unos pedazos de profesionales con una sensibilidad especial al paciente. Mis brotes (3) atendidos en urgencias fueron rápidos por [email protected] siquiatras mega profesionales. Lástima que en la parte de sicología patinen por esa falta de personal, con sesiones a veces express. Desbordados por el numero de pacientes la asistencia ambulatoria debería mejorarse. Por lo demás fantásticos (aunque hayan llegado tarde y haya perdido mi trabajo) pero como me dijo un administrativo de salud mental: "hacemos lo que podemos" y los recortes les hacen hacer a veces poco en algo tan primordial como es la salud mental. El equipo ha mejorado muchísimo comparado con épocas afortunadamente ya pasadas, parece que empiezan a ir en serio.
De 10 29/11/2019 06:30 #1
Nunca.pensé que en la seguridad social hubiera un equipo tan EXCELENTE de salud mental. Estoy siendo paciente ambulatorio de este servicio con 2 asistencias a urgencias y tanto los siquiatras como sicóloga han estado de 10. Repidos.sensibles.constantes. con una profesionalidad de un nivel que me ha sorprendido y me han salvado la vida. Mi gratitud a este equipo que desde el clínico atiende Salud mental. Para que luego digan algunos tonterias de la S.Social. Son ustedes geniales...lástima que la falta de recursos no les permita atender con mas premura a pacientes que están en lista de espera ambulatoria. Pero eso ya no depende de ustedes doctores. Gracias por su rigor y profesionalidad

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: