OK del ayuntamiento al acondicionamiento de las riberas

El proyecto cuenta con una inversión de unos tres millones de euros para las obras de mejora en la margen derecha del Tormes, el parque de la Aldehuela y el entorno del Puente Romano
El Ayuntamiento de Salamanca ha dado el visto bueno en la Comisión de Fomento, al proyecto definitivo de acondicionamiento, conservación y recuperación de la margen derecha del Río Tormes, el parque Fluvial de La Aldehuela y el entorno del Puente Romano.

El proyecto se integra en el II Plan de Restauración de Riberas de la Cuenca del Duero 2009-2015 que será ejecutado en el marco del protocolo de colaboración entre la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento. La actuación está incluida en el marco del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca.

El proyecto afecta a la zona del río Tormes comprendida entre el límite con Cabrerizos y la pasarela peatonal junto a la ETAP, así como la ribera del río entre los puentes Enrique Estevan y Sánchez Fabrés.

La iniciativa tiene un plazo de ejecución de diez meses y cuenta con un presupuesto de algo más de tres millones de euros, según ha indicado el Ayuntamiento de Salamanca a Europa Press.

La ejecución de este proyecto, que llevará cabo la CHD, se realizará en dos zonas a su paso por la ciudad de Salamanca: la primera comprende el tramo entre Cabrerizos y la pasarela de la ETAP y, una segunda, que afectará a las márgenes y riberas entre los puentes Enrique Estevan y Sánchez Fabrés, incluyendo las islas y el regato del Zurguén hasta la carretera de la Fregeneda.

El objeto de las obras es la regeneración medioambiental del río Tormes y sus riberas a su paso por la ciudad de Salamanca, así como la recuperación de estos espacios, de “gran valor natural”, para el uso y disfrute de los ciudadanos, además de mejorar las características estéticas y ecológicas del río.

En concreto, las obras contemplan la promoción de lugares de ocio y esparcimiento en la ribera, favorecer la pesca, mejorar el aspecto estético de las zonas de actuación, promover las especies de flora autóctona y restaurar la geometría y dinámica del cauce.

ACTUACIONES CONCRETAS

Las obras que se realizarán en la primera zona consistirán la realización de un tratamiento selectivo de la vegetación de ribera y su limpieza, la creación de sendas o itinerarios fluviales para el uso y disfrute de los ciudadanos, con una superficie de más de 5.200 metros cuadrados; y una red de carril bici de 2,3 kilómetros.

En el caso del Parque Fluvial de La Aldehuela, pasará a tener único sentido de circulación para reducir tráfico y disponer de mayor espacio para el parque, zonas verdes y el carril bici. El proyecto contempla la creación de 9.200 metros cuadrados de césped, la plantación de más de 500 árboles, cerca de 8.000 metros cuadrados de arbustos y un millar de árboles pequeños. Además, se colocarán 169 bancos y 59 papeleras.

En lo que respecta a la segunda gran zona de actuación que contempla el proyecto, la correspondiente a las márgenes y riberas entre los Puentes Enrique Estevan y Sánchez Fabrés —por tanto en la zona del Puente Romano— incluyendo las islas y regato del Zurguén hasta la carreta de la Fregeneda, (un tramo de actuación nuevo respecto al proyecto de acondicionamiento inicial) afectará a más de 60.000 metros cuadrados.

Esta superficie se acondicionará, conservará y recuperará ambientalmente gracias a diferentes actuaciones como el desbroce selectivo de vegetación, poda de árboles y arbustos, limpieza de escombros, basuras y otros productos o la eliminación de estancamientos y obstáculos en cauces, entre otras acciones.