Oferta extraordinaria de plazas de Policía Local para cubrir menos de la mitad de las bajas por jubilación

Cuartel de la Policía Local de Salamanca.

El Ayuntamiento de Salamanca prepara una oferta para incorporar de manera rápida a 20 agentes y paliar la situación por las 48 bajas registradas en enero.

El Ayuntamiento de Salamanca ha anunciado una oferta extraordinaria de plazas de la Policía Local para cubrir las numerosas bajas que ha sufrido este mes de enero pasado por la jubilación anticipada de muchos agentes. La oferta de empleo debe paliar la situación del cuerpo policial, 'en cuadro' en algunas tareas como las administrativas, con la incorporación de nuevos agentes. Sin embargo, la oferta será de 20 plazas, muy inferior al número de bajas registradas, que ha sido de 48 agentes.

 

La medida la ha anunciado este jueves el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, en la presentación de los presupuestos municipales para 2019. El alcalde ha asegurado que se aprobarán 20 plazas y que se cubrirán cuanto antes, en un proceso que ha cifrado en 4-5 meses. Las habituales convocatorias de plazas de Policía Local del Ayuntamiento suelen llevar un año entre la convocatoria, pruebas, exámenes y resolución, y además hay que contar con el período de formación en la escuela de Policía de Ávila.

 

La jubilación anticipada de los agentes de la Policía Local se ha hecho efectiva este comienzo de año después de más de dos ejercicios sobre la mesa de las reivindicaciones del cuerpo de Policía Local. Tras aprobarse la normativa nacional el Ayuntamiento de Salamanca ya no tenía margen para retrasar más la jubilación anticipada de los agentes que lo desearan. 

 

El cuerpo de Policía Local tiene actualmente unos 250 agentes en Salamanca y ha sufrido las limitaciones para reponer personal en los últimos años, con lo que las jubilaciones anticipadas han dejado 'en cuadro' algunos servicios como los administrativos. La solución idónea era aprobar una oferta extraordinaria de plazas, aunque el equipo de Gobierno municipal no ha reaccionado hasta que se ha conocido definitivamente la gran entidad de las bajas, casi medio centenar.

 

El Ayuntamiento lleva meses demorando esta decisión a pesar de que era consciente de las dificultades que podía generar. De hecho, el pasado mes de febrero, hace doce meses, se aprobó en pleno la aplicación de la jubilación anticipada. Se hizo con el respaldo de manera unánime a una moción del PSOE que insta al Gobierno a que acelere la aplicación de la normativa. Ya existía un decreto nacional que tenía que haber sido aprobado en julio de 2017 y del que nada se había vuelto a saber.