Ocho profesionales desarrollan actividades en colegios de Salamanca dentro del programa Integra2

Los centros educativos donde se desarrolla este proyecto son el colegio Juan del Enzina, el colegio Alfonso X El Sabio, el colegio Buenos Aires y el colegio Nuestra Señora de La Asunción.

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, Bienvenido Mena, ha visitado, junto al director provincial de Educación, Ángel Morín, el colegio de Educación Infantil y Primaria Alfonso X El Sabio, uno de los que acoge a profesionales del programa Integra2, orientado a desarrollar actividades socioeducativas dirigidas al alumnado vulnerable.

 

En la provincia de Salamanca trabajan este curso ocho profesionales dentro del nuevo programa Integra2, concretamente cinco educadores y/o trabajadores sociales, dos maestros de Primaria y un orientador. Los centros educativos donde se desarrolla este proyecto son el colegio Juan del Enzina, el colegio Alfonso X El Sabio, el colegio Buenos Aires y el colegio Nuestra Señora de La Asunción, que son los centros con mayor porcentaje de alumnado vulnerable y con necesidades de refuerzo socioeducativo.

 

El trabajo de Integra2 en los centros educativos es un programa de actividades extraescolares y de refuerzo en la intervención socioeducativa, que se desarrolla fuera del horario lectivo, en colaboración con las familias. Fomenta la motivación del alumnado en el proceso de escolarización y se trata de mejorar su rendimiento dentro del sistema educativo y la generación y refuerzo de hábitos escolares, además de la inclusión educativa y social.

 

Además, el programa Integra2 favorece el empleo y la inserción laboral de profesionales titulados en Educación, Educación Social, Pedagogía, Psicología, Sociología, Trabajo Social, Terapia Ocupacional o similares, inscritos en el Programa de Garantía Juvenil. Los beneficiarios de los contratos de formación han superado un proceso de selección y logran así una experiencia de empleo orientado a la docencia y la intervención en programas socioeducativos, siempre bajo la supervisión de un tutor.

 

Las funciones que desarrollan los profesionales varían en función de su perfil profesional, pero, en general, se encargan de enseñar a los alumnos técnicas de organización y gestión del tiempo -también el extraescolar-; coordinan con las familias el seguimiento y la evaluación de las actividades programadas; desarrollan actividades de integración social con alumnos y familias, organizan actividades de entrenamiento en habilidades de autonomía personal y social, realizan tareas de mediación entre personas y grupos para resolver conflictos y, en general, se coordinan tanto con los profesores y responsables del centro como con la Dirección Provincial de Educación. Son los encargados de prevenir situaciones que puedan genera programas de relación entre alumnos, familias y centro y también previenen la exclusión social de los alumnos y sus familias.

 

Se considera que un centro es 2030 cuando prácticamente el 100% de su alumnado escolarizado se encuentra en situación de vulnerabilidad al proceder de minorías étnicas o culturales, desfavorecidas socioeconómica y culturalmente, inmigrantes o con condiciones personales extraordinarias, como la escolarización tardía, situación de enfermedad, entre otras, que inciden en la necesidad de apoyo educativo.

 

Por sus peculiaridades, este tipo de centros presentan mayor complejidad en sus necesidades de planificación, gestión y organización educativa y requieren flexibilidad del sistema, así como medidas compensadoras y de enriquecimiento para conseguir los objetivos generales que el sistema educativo tiene planeados para todos los centros.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: