Obras 'invisibles' y una pintada contra los planes del ayuntamiento: la realidad de las piscinas de San José

Casi dos semanas después de aprobarse por urgencia, no hay rastro de las obras anunciadas. Una pintada critica el cambio en la orientación del proyecto.

Una semana después del anuncio del inicio de las obras de la piscina de San José, las instalaciones municipales no ofrecen ninguna señal de que la esperada reforma y conversión en climatizada esté en marcha. De hecho, no hay maquinaria a la vista ni en la piscina ni en el complejo de las pistas de tenis y el polideportivo. Todo está cerrado como lo está desde hace ya dos meses, cuando el Ayuntamiento de Salamanca decidió que este verano las piscinas no abrirían para hacer unas obras que, a día de hoy, no han empezado.

 

Las imágenes de esta información fueron tomadas este miércoles por la tarde desde el exterior. Las instalaciones están cerradas, pero es conocido que presentan numerosas deficiencias que han obligado a incrementar en 500.000 euros el presupuesto para el proyecto de reforma. Se usarán, entre otras cosas, para reparar un vaso principal que tiene fugas, algo que los técnicos municipales denunciaron en un informe ya en 2015. Además, el entorno presenta un aspecto abandonado, con vegetacion creciendo sin control y unas instalaciones víctimas de la dejadez. Se ven incluso tumbonas y otros equipamientos apilados en el exterior.

 

Su estado no ha variado ni un poco desde que, el 9 de junio, hace dos meses, empezó la temporada estival de las piscinas con todas abiertas al público, salvo de la San José. De poco han servido las críticas del PSOE y Ganemos, las prisas por aprobar el proyecto en el último pleno antes del verano y evitar el ridículo, que los socialistas hayan pedido la dimisión de Enrique Sánchez-Guijo... incluso que el alcalde haya reconocido retrasos en la obra. La actuación se aprobó el día 27 de julio en pleno y el día 3 de agosto el equipo de Gobierno anunciaba el inicio de las obras de las que no hay rastro alguno.

 

El equipo de Gobierno no parece tener prisas con este proyecto a pesar de la frenética actividad que se despliega este verano con una veintena de obras en marcha por valor de varios millones de euros. Y a pesar de que es el momento ideal para hacerla una vez está cerrada y antes de que llegue el invierno.

 

 

Muy al contrario, llama la atención la presencia de una pintada que critica la orientación del proyecto. Inicialmente, se iba a proceder a cubrir la mitad de la piscina olímpica y a arreglar las instalaciones. Sin embargo, al pleno el equipo de Gobierno llevó un cambio total del proyecto que el concejal propuso en público para darle un sesgo terapéutico.

 

La actuación ha pasado de costar 1,4 millones de euros a 2,1 millones; de ocho a doce meses de ejecución; tendrá nuevos abonos 'premium'; va a pasar de un vaso partido en dos en cuatro vasos para poder ofrecer servicios de fitness acuático pensados para un público exclusivo. Entre las justificaciones, su uso terapéutico y la posibilidad de ponerla al servicio de las mutuas para tratamientos de rehabilitación, lo que generará importantes ingresos a la empresa que tiene la concesión municipal, y que acomete la obra con una subvención del Ayuntamiento.

Comentarios

Un salmantino engañado 12/08/2018 09:28 #1
Donde está el ayuntamiento y oposición, para controlar a él Señor de Piscis, Provintal, Clecuali y todas sus empresas, los salmantinos ponemos el dinero y el serrano lo recoge, poca vergüenza.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: