Obras de verano... ¿o de elecciones?