Objetivo normalidad: las piscinas municipales de Salamanca listas para otro verano Covid
Cyl dots mini

Objetivo normalidad: las piscinas municipales de Salamanca listas para otro verano Covid

Las piscinas municipales ultiman los preparativos para la temporada, en la que las normas serán más fáciles que el año pasado: la mascarilla no será obligatoria en la toalla pero empiezan con aforos limitados.

La piscina del complejo Rosa Colorado, totalmente lista para abrir. Foto: A. Santana
Ver album

Las piscinas municipales de Salamanca arrancan este sábado una nueva temporada de baño marcada por el Covid, aunque menos. Tras un año de experiencia, las piscinas, los usuarios y las normas están más maduras y apuntan a un verano un poco más cómodo.

 

En los últimos días la empresa concesionaria Piscis ha completado la puesta a punto de todas las piscinas disponibles: Garrido, Tejares, Rosa Colorado, San José, Aldehuela y Pizarrales, además de la de La Alamedilla. Por ahora, parten con un límite de aforo del 75% sobre lo habitual. La experiencia dice que no será un problema en prácticamente ninguna de ellas porque hay espacio suficiente. El año pasado la temporada empezó al 50% y sólo en Pizarrales hubo alguna dificultad.

 

En cuanto a novedades, Tejares tendrá este año cafetería y así todas las piscinas contarán con este servicio, salvo la de Pizarrales que cuenta con un punto de 'vending' al ser más pequeña y tener menos usuarios. La Alamedilla no tiene y será la piscina de los cursos de natación.

 

En todo caso, los vasos tienen ya información sobre el límite de bañistas, se mantienen los circuitos de entrada y salida y se informará puntualmente de la situación en cada momento. Además, a través de la web de Piscis se podrá consultar en tiempo real cuál es el nivel de ocupación de cada piscina para informar a los usuarios. 

 

El año pasado, el número de baños se redujo un 25% aproximadamente, muy lastrado por junio. La temporada tuvo muchos menos días: empezó tarde y terminó antes de tiempo. Si en el último año normal se superaron los 220.000  usuarios, el año pasado no llegó a los 170.000. A nivel numérico no se han fijado objetivos, pero este año podría ser más próximo a la 'antigua' normalidad. El objetivo de la temporada es "que la gente se sienta a gusto y segura" en las piscinas municipales y "recuperar la confianza y buscar un efecto catapulta de cara al futuro".

 

Sin mascarilla en la toalla

La experiencia y los meses de pandemia han cambiado las normas y si el año pasado hubo que soportar la mascarilla en todo momento, para este verano las condiciones cambian. La mascarilla será obligatoria para cualquier circulación: ir al bar, vestuarios, accesos... Pero no en la toalla si mantenemos la distancia interpersonal o se está con convivientes. Tampoco es necesaria para el baño.

 

En cuanto a las medidas, los aforos limitados con los que empieza la temporada se aplican también en vestuarios, en los que se anulan taquillas para evitar que coincidan demasiadas personas. El objetivo final es que no haya contagios: el año pasado fueron escasos y se aplicaron los protocolos marcados para afrontarlos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Banner alberca tribuna 300x600px file