Nuevos juegos y tres mini campos de fútbol en tres parques infantiles de Salamanca

Plaza Julián Sánchez El Charro en Salamanca

El Ayuntamiento de Salamanca adjudica por más de 400.000 euros la mejora de las zonas infantiles de varios parques.

La mesa de Contratación del Ayuntamiento de Salamanca ha adjudicado este lunes los proyectos de acondicionamiento y mejora de las zonas infantiles del Parque de Huerta Otea, de la Plaza de la Concordia y del Campo de San Francisco y de las zonas verdes públicas de la calle Teide, próxima al Parador. En total, el consistorio salmantino invertirá más de 403.000 euros para convertir estos espacios en "lugares más accesibles, de convivencia y de ocio para las personas", ha informado tras la reunión de la mesa.

 

En concreto, en el Parque de Huerta Otea, el Ayuntamiento ampliará la zona de juegos infantiles, que contará con nuevos elementos para fomentar la imaginación y la habilidad de los más pequeños, y construirá en la zona verde adyacente un campo de fútbol con porterías que ocupará una superficie total de 300 metros cuadrados. Esta actuación, la completará con la instalación de nuevos bancos en el perímetro que rodea la zona infantil y la plantación de nuevo arbolado con la finalidad de dotar de sombra a esta zona.

 

Por otra parte, en la zona infantil de la Plaza de la Concordia, está prevista la ampliación de su superficie un 40 por ciento, al pasar de los 450 metros cuadrados actuales a los 630. En él, acondicionará y ampliará el suelo de caucho e incluirá nuevos elementos con la instalación, también, de juegos adaptados para niños con discapacidad o un pequeño campo de fútbol, entre otras novedades.

 

Por otro lado, "con la finalidad de paliar el efecto causado por las altas temperaturas en los meses más calurosos, y debido a que esta zona de juegos cuenta con luz solar durante todo el día", el Ayuntamiento instalará una estructura con sombra que podrá desplazarse o retirarse en función de las necesidades.

 

Asimismo, se adaptará la zona infantil del Campo de San Francisco para ajustarla a la normativa actual. En este sentido, cambiará el pavimento existente por otro homologado y amortiguador de caídas. También, instalará nuevos juegos adaptados y un pequeño campo de fútbol acotado con valla de madera. Este proyecto completa las actuaciones anteriores con la ampliación de la zona de terraza del bar, la instalación de nuevo alumbrado LED y la mejora de las fuentes ornamentales.

 

De igual modo, se mejorará el pavimento actual del parque y creará nuevos itinerarios para facilitar el tránsito de personas. También efectuará labores de limpieza sobre bordillos y muros, revisará y saneará la red de riego de las zonas de césped e instalará nuevos bancos. Entre todas las intervenciones, instalará una iluminación ornamental sobre el muro de la parte superior y la biblioteca para que "destaque y realce esta infraestructura mejorando notablemente su imagen".

 

El consistorio mejorará las zonas estanciales, los paseos y la accesibilidad en las zonas verdes de la calle Teide, próximas al Parador. Entre las principales, instalará un sistema de riego telegestionado. Además, mejorará el pavimento actual de los itinerarios y renovará el acceso al parque desde la calle Teide mediante la creación de una escalinata. Asimismo, creará nuevos trazados para el paseo, renovará los bancos actuales e instalará un vallado de dos metros de altura con puerta de acceso para garantizar la seguridad y facilitar las tareas de desbroce y siega necesarias.