Nuevo retraso en la adjudicación de la obra para rehabilitar la vía férrea de La Fregeneda

La Diputación espera resolver esta semana la adjudicación de la obra para convertir la vía férrea en un intinerario turístico peatonal. Tres empresas han presentado ofertas, pero la puntuación de las propuestas económicas no está clara.

La obra para rehabilitar la antigua línea férrea de La Fregeneda y darle un nuevo uso turístico podría estar resuelta esta semana, aunque han surgido problemas de última hora que han retrasado un poco más una adjudicación que ya acumula demora con respecto a lo que pretendía la Diputación. La mesa de contratación abrió las ofertas económicas el pasado miércoles, pero se encontró con dificultades tras aplicar el baremo que se usa para puntuar la propuesta económica.

 

Según fuentes de La Salina, las tres empresas que han concurrido a este segundo intento por adjudicar la obra presentaron sendas ofertas. Son las tres únicas que hay tras haber quedado desierto el concurso abierto que, con criterio de urgencia, se abrió hace meses; después se hizo un nuevo intento y se optó por un negociado sin publicidad en el que se invitó a doce empresas, aunque sólo tres presentaron propuesta. Se trata de HERGON METROPOLITAN, S.L.; la UTE Hispánica de Viales 2011 y Copisa y la UTE de General de Construcciones Civiles, Gecocsa y Petrucco. Anteriormente se había valorado el proyecto presentado por cada una, y el último paso iba a ser verificar la oferta económica.

 

Según las fuentes consultadas, dos de las ofertas se quedaron ligeramente por encima de los 530.000 euros (IVA excluído) y otra superó los 600.000 euros, cerca del tipo marcado inicialmente de algo más de 650.000, impuesto al margen. Con este dato y la puntuación de la parte técnica, la adjudicación quedaba casi vista para resolver, pero han surgido dudas en la aplicación del baremo para la oferta económica, que prácticamente eliminaba a la empresa que ofrecía el precio más alto.

 

Por este motivo, la Diputación podría celebrar esta semana una nueva mesa de contratación que permitiera despejar las dudas o dar por válida la puntuación de los criterios técnicos y económicos. El proyecto está licitado por casi 800.000 euros de presupuesto con el IVA y contempla diversas actuaciones para acondicionar la vía férrea como itinerario peatonal; se arreglarán la vía, túneles y puentes y habrá nueva señalización, bancos o aparcamientos para bici. En total, se arreglarán 2.000 metros de vía, dos túneles y 500 traviesas. El plazo de ejecución es de diez meses, pero todavía hay que adjudicar, firmar contrato y empezar las obras.

 

 

NO ESTARÁ LISTO HASTA LA PRÓXIMA PRIMAVERA

 

Este nuevo tropiezo en la licitación de la obra va a afectar a los plazos para la apertura de la vía como itinerario peatonal, que ya iban tarde. El compromiso data de finales de 2014, cuando Javier Iglesias anunció que recuperaba este proyecto y lo convertía, junto al plan estratégico de turismo, en sus apuestas para 2015; a finales de ese año se constató el incumplimiento: nada se había hecho en ambas cuestiones. La obra tiene una duración prevista de 10 meses, así que va a ser difícil que esté accesible a los usuarios antes de la Primavera de 2018 si sigue demorándose su adjudicación.