Nuevo repunte de tarjetas de salud de madrileños desplazados durante la crisis del coronavirus a Salamanca
Cyl dots mini

Nuevo repunte de tarjetas de salud de madrileños desplazados durante la crisis del coronavirus a Salamanca

Tarjeta Sanitaria (Foto: T. Navarro)

El número de tarjetas sanitarias desplazadas desde Madrid fue de 241 en mayo, la cifra más alta de toda la crisis a excepción de marzo. Reaviva el miedo a transmisión por la movilidad.

El número de tarjetas sanitarias de pacientes desplazados desde Madrid a Salamanca ha vuelto a subir en el mes de mayo, y también lo ha hecho en el conjunto de Castilla y León, una situación que genera inquietud entre las autoridades sanitarias. Desde el comienzo de la crisis, la Junta ha apuntado directamente a la movilidad entre Madrid y la provincia de Salamanca como uno de los motivos del elevado número de casos que ha sufrido la provincia.

 

Según los datos facilitados por la Junta, 241 personas llegaron de Madrid a la provincia de Salamanca haciendo un traslado de tarjeta sanitaria. Se trata del número de altas de personas desplazadas temporalmente de otras Comunidades Autónomas que han solicitado el traslado de su tarjeta sanitaria. Son 44 más que en el mes de abri, cuando fueron 197, y la cifra más alta de toda la crisis a excepción de marzo, mes en el que se disparó esta práctica con 366 cambios de tarjeta. Fue el mes en el que se desataron las alarmas: el cierre de colegios en la Comunidad de Madrid provocó una diáspora de residentes que acabaron en pueblos de las provincias vecinas, fenómeno que se produjo con fuerza en Salamanca.

 

Madrid es la comunidad de origen de la mayoría de cambios de tarjeta registrados en Salamanca durante el mes de mayo. País Vasco (97), Extremadura (81), Asturias (23) y Castilla-La Mancha (16) son los otros orígenes más numerosos.

 

En conjunto, 2.958 madrileños titulares de tarjetas de salud pidieron desplazarlas a Castilla y León durante el mes de mayo. La mayoría se fueron a Ávila (1.170) y Segovia (559), con León (244) y Salamanca (241) por detrás.

 

Esta semana la consejera de Sanidad ha vuelto a apuntar directamente a la tesis de Madrid para advertir sobre las consecuencias de un exceso de movilidad. Verónica Casado teme que el paso de fases castigue de nuevo a Salamanca y ha recordado los casos importados. Durante las primeras semanas de la crisis, la consejera no dudó en afirmar que había habido una clara transmisión de casos entre la capital y provincias como Salamanca, Soria, Segovia o Ávila por la proximidad y la movilidad de los madrileños.

Noticias relacionadas