Nuevo récord en Salamanca: 54 denuncias por tenencia de droga de una sola tacada

Control policial en la Nochevieja Universitaria

El Ayuntamiento firma en un solo día 54 decretos de alcaldía para abrir expediente por tenencia de drogas, una avalancha que apunta a la madrugada de la Nochevieja Universitaria.

La publicación ahora de los decretos de alcaldía de los quince primeros días del año ha sacado a la luz lo que puede ser un nuevo récord de denuncias en una materia concreta. Se trata de los 54 expedientes  por la tenencia ilícita de drogas firmados en un mismo día por el tercer teniente de alcale y titular del área de Policía, Fernando Rodríguez. Protagonizan los decretos de alcaldía, apartado del Servicio de Policía, del 131 al 185 del día 12 de enero.

 

La incoación del expediente sancionador es el paso definitivo para multar a alguien por una infracción; antes se debe haber producido la correspondiente denuncia. En los 54 casos relatados, se trata de infracciones a la ley orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y a la ordenanza municipal correspondiente de Protección de la Covivencia Ciudadana. Ambas normativas se refieren, entre otras cuestiones, al consumo ilegal de drogas. En todos los casos, se abre expediente por el delito de tenencia ilícita de drogas.

 

Hasta ahí, los datos del escueto resumen que el equipo de Gobierno hace llegar a los grupos de la oposición con los miles de decretos de alcaldía. Añadir que todos los expedientes corresponden con la misma noche y que todo a punta a que esta es la del 15 al 16 de diciembre pasado, cuando se celebró la última edición de la Nochevieja Universitaria. De hecho, en los últimos meses TRIBUNA ha dado a conocer el reguero de detenciones por tráfico de drogas en esa celebración, con multa de 602 euros.

 

En su día, la Policía Local destacó las muchas intervenciones en esta materia durante la última edición de la Nochevieja Universitaria, hasta el punto de que los agentes agotaron las hojas de denuncia. A pesar de los intentos por vender normalidad, la celebración requiere de un amplio dispositivo para controlar el tráfico de drogas y el consumo de alcohol en la calle, esto último, sin éxito ya que se produce de igual manera.

 

A ello hay que sumar, por ejemplo, la docena de expedientes firmados en esa misma fecha por la venta fuera de establecimiento comercial y otros siete, del cuarto teniente de alcalde, por infracciones a la ordenanza que limita el ruido y vibraciones.

Noticias relacionadas