Nuevo frente judicial para Mañueco: admitida a trámite la querella por el contrato caducado de Aceinsa

Virginia Carrera y Gabriel Risco, a las puertas del Ayuntamiento (Foto: De la Peña)

La querella presentada por Ganemos sigue adelante y el juzgado ordena el inicio de las diligencias para investigar la situación de un contrato caducado desde hace más de dos años.

Ganemos Salamanca ha informado este lunes que ha sido admitida a trámite la denuncia penal interpuesta por el grupo por un posible delito de prevaricación del alcalde de la ciudad y presidente regional del Partido Popular, Alfonso Fernández Mañueco; el concejal de Fomento, Carlos Manuel García Carbayo; el edil de Hacienda, Fernando Rodríguez, y el jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández Martín, presuntamente implicados en el denominado 'caso Aceinsa'.

 

Así lo ha confirmado esta mañana Ganemos, que presentó la demanda en los Juzgados de Salamanca el 23 de diciembre de 2017 para denunciar la situación ilegal del contrato de señalización de tráfico entre el Ayuntamiento y la empresa Aceinsa, cuya prórroga se ha mantenido durante más de dos años y medio, suponiendo a las arcas municipales un desembolso superior a 2,7 millones de euros.

 

Este avance en el proceso supone que el juez, además de la admisión a trámite, “acuerda expresamente que se abren diligencias previas para realizar las investigaciones que sean necesarias” y así “depurar las responsabilidades penales que pueda haber”, explica el concejal de Ganemos, Gabriel Risco. “Este es un dato muy importante, porque supone que nuestra denuncia sigue adelante, que los hechos denunciados son de gravedad”, apunta el edil.

 

Los problemas con los múltiples contratos adjudicados a esta empresa, especialmente durante la primera legislatura del alcalde, empiezan a ser numerosos. El equipo de Gobierno no sólo tendrá que acudir al juzgado para defenderse sobre el contrato de señalización, caducado durante dos años y en el que se siguieron gastando importantes cantidades, sino que también ha visto como se anulaba la adjudicación del contrato de la iluminación municipal. Se trata de un contrato de doce millones de euros que fue otorgado con polémica en su día.