Nuevo frente en la Cámara de Crespo y Checa: el Supremo confirma que tiene que convocar elecciones
Cyl dots mini

Nuevo frente en la Cámara de Crespo y Checa: el Supremo confirma que tiene que convocar elecciones

Benjamín Crespo, Martín Galeano y Emilio Checa, presidente, tesorero y secretario general de la Cámara.

El Tribunal Supremo rechaza el recurso de casación contra una sentencia que da la razón a CEOE-Cepyme, lo que oblibga a convocar elecciones camerales ya: Crespo ha superado su mandato y no se sometió a las urnas cuando tocaba.

Nuevo varapalo para la Cámara de Comercio de Salamanca que tendrá que convocar las elecciones que no quería y que se saltó. Un fallo del Tribunal Supremo ha echado por tierra el último intento por retrasar la cita electoral y confirma que la institución cameral ya tenía que haber pasado otra vez por las urnas y, lo más importante, que no lo hizo cuando debía: en 2018 cuando se convocaron en todas las Cámaras de Castilla y León.

 

El fallo se ha conocido en los últimos días y jurídicamente se trata de una inadmisión, la del recurso de casación que interpuso la Junta y que reforzó la Cámara con su propio recurso de casación. Este fue rechazado en su día, pero el de la administración reginal fue aceptado para su análisis por parte del alto tribunal, que ahora falla que no ha lugar.

 

El recurso estaba destinado a frenar una sentencia de octubre de 2019 en la que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León daba la razón a CEOE-Cepyme de Salamanca anulando un acuerdo de la Junta por el que no se convocaban elecciones en las Cámaras de Salamanca y Ávila y en el que el tribunal superior regional ordenaba "efectuar convocatoria de proceso electoral en ambas". Recurrir esta sentencia ha sido la manera de evitar que se convocaran especialmente en Salamanca y ha tenido varias consecuencias.

 

La primera, que la directiva que preside Benjamín Crespo sigue en el cargo más allá de lo que debería. En su día fue elegido para cuatro años, pero a expensas de que se convocaran elecciones al tiempo en todas las Cámaras de Castilla y León como parte del proceso de aprobación de la nueva ley cameral. No se hizo así y eso fue lo que recurrió la patronal salmantina. A esta situación se suma el hecho de que, hoy por hoy, Crespo y su directiva han superado su mandato de cuatro años: expiró en diciembre de 2020.

 

El fallo del Supremo es un problema más para la Cámara, que se ha convertido en la auténtica casa de los líos. En estos momentos tiene un vocal condenado.por un incendio intencionado; su tesorero está inhabilitado en la empresa que le permite tener el puesto que ocupa, que está en fase de liquidación y disolución antes de su inminente extinción y de la que ha sido cesado, por lo que no puede ocupar el cargo que tiene en la Cámara; el secretario general Emilio Checa ha permitido que siga participando en órganos camerales a pesar de ello; el propio tesorero está en un proceso de concurso de acreedores personal en el que interviene una abogada que forma parte de una empresa con representación en la Cámara... son sólo algunas de las situaciones anómalas que arrastra sin olvidar que su presidente está condenado por amenazas a empleados.