Nueve iglesias románicas serán restauradas durante cuatro años

Convenio. La Junta de Castilla y León, la Fundación Iberdrola y el Ministerio de Cultura de Portugal firman un acuerdo para invertir 4,5 millones con los que actuar sobre 33 templos de la Comunidad y el país vecino
F. M.

Seis iglesias de estilo románico de la provincia de Salamanca podrán ser restauradas gracias al convenio suscrito ayer entre la Junta de Castilla y León, el Ministerio de Cultura de Portugal, y la Fundación Iberdrola.

Las tres instituciones llevarán a cabo un ambicioso proyecto de restauración y mantenimiento del conjunto monumental del arte románico en ambos países, que afectará a 33 templos situados en las inmediaciones de los ríos Duero y Támega, gracias a una inversión de 4,5 millones de euros en cuatro años.

Los templos de la provincia salmantina son la iglesia de Nuestra Señora del Rosario en Cerralbo, la ermita de Cuadrilleros los Dieces en Cuadrilleros los Dieces (perteneciente a Ledesma), la ermita del Manzano en Manzano, la ermita del Cristo de la Misericordia en Hinojosa de Duero, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en San Felices de los Gallegos, y la ermita Virgen del Castillo en Yecla de Yeltes.

Gracias a esta iniciativa de intervención conjunta, denominada Plan de Restauración del Románico Atlántico, será posible recuperar el patrimonio cultural, natural y social de la región, llevar a cabo una labor de dinamización socioeconómica y potenciar los lazos transfronterizos entre España y Portugal.

La inversión de 4,5 millones de euros se realizará durante los próximos cuatro años y servirá para la restauración integral de 12 edificios y desarrollar un programa de mantenimiento, iluminación y control de los 21 templos restantes.

En su intervención, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, destacó que este proyecto constituye uno de los primeros pasos dentro del nuevo proceso de colaboración interregional que comenzó el pasado 17 de septiembre con la firma del Convenio por el que se configuró la Macrorregión del sudoeste europeo. Esta alianza busca generar riqueza, dinamizar los territorios y dar bienestar a los ciudadanos, al tiempo que refuerza la estrecha colaboración que Castilla y León viene manteniendo con el vecino país portugués y posiciona a los territorios integrantes ante la UE en el nuevo marco de financiación.

Con el Plan de Restauración del Románico Atlántico, la Junta exporta sus Sistemas Territoriales de Patrimonio Románico, que constituyen uno de los proyectos culturales de mayor alcance de todos cuantos se han emprendido en los últimos años en la Comunidad. Este proyecto, que comenzó con la puesta en marcha de Románico Norte, Soria Románica y Zamora Románica, –y que se amplía ahora con el Románico Atlántico–, ha afectado hasta la fecha a 70 inmuebles de excepcional calidad en los que se han realizado más de 240 intervenciones, con una inversión que superará los 20 millones de euros. Todo ello supone una oportunidad para la cultura y la actividad restauradora a la hora de mantener el dinamismo económico de los territorios. Un ejemplo son las más de 600 restauraciones puestas en marcha por la Junta de Castilla y León desde 2009, que han permitido la pervivencia de empresas especializadas y radicadas en la Comunidad, así como el mantenimiento o la creación de empleo equivalente a 1.300 puestos de trabajo directos.

Fundación Iberdrola
El objetivo de Iberdrola con su participación en esta iniciativa, que se enmarca en la construcción del complejo hidroeléctrico del Alto Támega, es contribuir al desarrollo económico y social de las zonas donde desarrolla su actividad. Así, el proyecto de restauración se llevará a cabo en Castilla y León, una comunidad con la que la Empresa mantiene una vinculación histórica, y en la zona del Támega, donde la Compañía está desarrollando este aprovechamiento hidroeléctrico, uno de los mayores de Europa.