Nuevas locomotoras, viaje de una hora y más frecuencias: lo que necesita el tren Salamanca-Valladolid
Cyl dots mini

Nuevas locomotoras, viaje de una hora y más frecuencias: lo que necesita el tren Salamanca-Valladolid

Tren TRD de Renfe en la estación de Valladolid.

Ganemos pide mejoras para el tren Salamanca-Valladolid y pone sobre la mesa carencias como los vehículos anticuados, la excesiva duración de los viajes o la escasez de horarios.

Ganemos Salamanca, en su defensa del ferrocarril como medio de transporte público, ha solicitado al equipo de Gobierno del PP que traslade a Adif una serie de carencias que los trenes que cubre el trayecto entre la capital charra y Valladolid presentan en la actualidad, y que están haciendo que el servicio para las y los viajeros esté siendo de escasa calidad. El tren que hace la conexión Salamanca-Valladolid sufrió en 2017 un total de 17 averías.

 

Llevan más de 20 años sobre los raíles, y nunca han dejado de dar problemas, pero los TRD 594 que hacen la conexión Salamanca-Valladolid-Palencia no tienen en el horizonte una jubilación. Eso, a pesar de que durante el año pasado siguieron dando averías, pero la reducida demanda de viajeros animan a Adif y Renfe a seguir utilizándolos. Así se desprende de una respuesta parlamentaria que confirma que la conexión Salamanca-Valladolid se queda, por ahora, fuera de los planes de Fomento para renovar la flota. 

 

Tanto la portavoz del grupo granate, Virginia Carrera, como el concejal Gabriel Risco han puesto sobre la mesa estas reivindicaciones durante las últimas comisiones de ‘Policía, Tráfico y Transportes’, y ‘Fomento y Patrimonio’, respectivamente. Por su parte, el grupo popular, a través de su edil delegado de esta área, Carlos García Carbayo, se ha comprometido a trasladar estas necesidades a Adif y a exigir soluciones.

 

Las medidas necesarias para un servicio óptimo entre Salamanca y Valladolid pasan por sustituir de forma urgente los viejos trenes diesel TRD (serie 594), ya sea por nuevos vehículos eléctricos (serie S-449) o, al menos, por máquinas diesel más modernas, como la de Salamanca-Ávila-Madrid (S-599).

 

Mejorar el tiempo de viaje es otra de las peticiones y, en este sentido, el objetivo es que la mayor parte de los viajes tengan en torno a una hora de duración, en lugar de hora y media, como está ocurriendo actualmente.

 

Los horarios y las frecuencias también requieren mejoras en los trenes Salamanca-Valladolid, en concreto para cubrir las necesidades “reales” de las y los viajeros, es decir, establecer horas de salida acordes con las necesidades de quienes estudian o trabajan en cualquiera de las dos ciudades. Asimismo, son necesarias más frecuencias diarias (en la actualidad, son entre cuatro y cinco los trenes que cubren este trayecto) para, en definitiva, dotar a Salamanca de “un servicio de ferrocarril digno, eficiente, seguro y de calidad” con la cercana Valladolid, tal y como explica Ganemos Salamanca.

 

En estos momentos están operativos 21 de los 23 TRD de la serie 594 que se construyeron y que se pusieron en servicio entre 1997 y 2001; han sido objeto de una actualización hace unos años, pero sus prestaciones son limitadas: 160 km/h de velocidad máxima que no alcanzan más que en contadas ocasiones. El tiempo de viaje entre Salamanca y Valladolid es de 1h20 y su velocidad media no llega a los 80 km/h por las numerosas paradas que hace.