Nueva concesión 'graciosa' a las terrazas: media hora más para algunas durante el verano
Cyl dots mini

Nueva concesión 'graciosa' a las terrazas: media hora más para algunas durante el verano

Terraza

El consistorio cocede una 'bula' a un grupo seleccionado de terrazas de la Plaza Mayor y sus cercanías: media hora más los fines de semana de julio y agosto. El resto se ceñirán a la normativa.

Los establecimientos con terrazas en la Plaza Mayor y algunos tramos cercanos van a disfrutar de una nueva concesión 'graciosa' para sus terrazas: una ampliación de horario durante todo el verano. La medida, según ha podido averiguar este medio, viene de las altas esferas y en el ejercicio de las muchas potestades que confiere la investidura al alcalde. Algo que va a complicar muy mucho el objetivo de poner un poco de orden en las terrazas, más de 600.

 

Según ha trascendido, los hosteleros de la Plaza Mayor y su entorno más próximo podrán servir en las terrazas hasta media hora más tarde de lo que está regulado los viernes, sábado y vísperas de festivo. Es decir, podrán estar abiertos hasta las tres de la madrugada. La medida será válida para los meses de julio y agosto. Las beneficiadas son las terrazas de la propia plaza, de un tramo de la calle Zamora, de la calle Concejo y de la plaza del Corrillo. El resto de las del centro, independientemente del tipo de licencia, se tendrán que conformar con el horario habitual, igual que las del resto de la ciudad.

 

La justificación son los inconvenientes que han sufrido con las obras, los rodajes y las actividades en la plaza, aunque estas últimas se producen todos los años. Suficiente para conceder un extra de tiempo a mesas y sillas a pesar de que la licencia de terraza es una concesión administrativa 'en precario' que se hace sobre el derecho a usar suelo público. Por cierto, el Ayuntamiento va a hacer las obras para nivelar el pavimento de la plaza por tramos precisamente para no 'molestar' el funcionamiento de las terrazas.

 

No es la primera vez que las terrazas disfrutan de una concesión de este tipo, a pesar de las afirmaciones del alcalde sobre el derecho de los peatones a utilizar aceras y plazas que están literalmente ocupadas por un número récord de terrazas. El 1 octubre de 2016, llegado el final de la temporada intermedia, unos 220 establecimientos tenían que guardar el mobiliario de exterior hasta el siguiente año, pero el buen tiempo reinante aquel final de septiembre fue suficiente para permitir una prórroga terracera con una 'bula'.