Nuboso con bajadas térmicas hasta el próximo miércoles en Salamanca

Foto: De la Peña

Las temperaturas no superarán los 28 grados este lunes, con mínimas de 14.

La entrada de un frente de masa de aire frío este domingo 30 de julio procedente del Atlántico dejará chubascos y bajadas térmicas generalizadas, pero sobre todo en el norte y oeste de la Península, que remitirá a partir de este miércoles, cuando las temperaturas volverán a subir, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

 

En Salamanca se espera comenzar la semana con el cielo nuboso, con intervalos de nubes altas y con nubes de evolución. Las temperaturas mínimas irán en ligero descenso sobre los 14 grados y las máximas en descenso, no superarán los 28. Se esperan vientos del suroeste y sur. 

 

El frente, además, dejará lluvias localmente fuertes en el noroeste y nordeste peninsular, con posibles granizos en zonas del Pirineo.

 

Hoy lunes, último día del mes de julio, la masa de aire fría procedente del Cantábrico seguirá dejando chubascos durante todo el día en el tercio norte del país. Asimismo, las temperaturas experimentarán un descenso generalizado en todo el país, aunque más acusado en el oeste peninsular.

 

El mes de agosto comenzará con más lluvias tanto en el noroeste y nordeste con chubascos fuertes en estas áreas aunque las temperaturas comenzarán a subir. El miércoles, el tiempo tenderá a estabilizarse, aunque se mantiene la posibilidad de chubascos y tormentas en el interior oriental y con temperaturas en ascenso.

 

A partir del jueves, se esperan otra vez precipitaciones en el área Cantábrica y norte de Galicia, sin descartar algunos chubascos y tormentas en áreas de montaña del este. En el resto del país, el tiempo en general será estable, con predominio de cielos poco nubosos o con intervalos de nubes altas, mientras que en las islas Canarias de mayor relieve, habrá posibilidad de precipitaciones, más probables a partir del viernes.

 

En cuanto al viento, será predominantemente de componente norte en el Cantábrico y Alto Ebro, del oeste y suroeste en la vertiente atlántica peninsular, del este en el Mediterráneo y poniente en el Estrecho; en Canarias, alisios con intervalos de intensidad fuerte.