No quedará otro remedio que decir 'sí'...