No hay 'casi modo' de encontrar consuelo