No estoy para gastos... ¡inocente!

Humor de Álvaro