"No es un castigo, es una medida de seguridad", a los ciudadanos de Ávila, Salamanca, Segovia y Soria

Francisco Igea y Verónica Casado

Los alcaldes de Ávila, Salamanca, Soria y Segovia, aunque con Luquero no se habló directamente, han entendido las razones que dejan a estas cuatro provincias en Fase 2. Mensaje también a los ciudadanos. 

Antes de comunicar cuál va a ser la propuesta que deja cuatro provincias en la Fase 2 mientras el resto pasa a la Fase 3, los responsables sanitarios de la Junta así como el vicepresidente Francisco Igea se han puesto en contacto con las autoridades de Ávila, Segovia, Soria y Salamanca. Así lo ha señalado Igea que tras hablar con los ediles, a excepción de con la de Segovia con la que no han podido hacerlo directamente tal y como ha aclarado, todos han entendido las razones por las que estas cuatro provincias se quedan en Fase 2. 

 

Lo que ha querido aclarar la consejera de Sanidad, aun recordando que en general hay situaciones en las que las medidas de seguridad no se están llevando del todo a rajatabla, es que esta decisión no se ha tomado en torno a cómo se está haciendo la desescalada en las cuatro provincias. Por eso a los ciudadanos les dice: "No es un castigo, es una medida de seguridad".

 

Recuerda que en esas cuatro provincias se han respetado las normas pero "no queremos más brotes, no queremos más UCIs, vamos a ver si en esta semana podemos seguir avanzando" y añadido que en cualquier caso ña diferencia entre Fase 2 y Fase 3 no está relacionado tan relacionado con la movilidad como con cambios de los aforos. "Garantizamos medidas más restrictivas en cuanto al número de personas para evitar los riesgos de contagios, vamos consiguiendo cosas, y el tener prudencia es importante y agradezco la paciencia. Pido seguir teniéndola".