¡Ni las cigüeñas se quedan a vivir en la provincia!

Humor de Álvaro