Ni "jodeos" ni "guarras" ni "a mamarla": Los árbitros del Garrido-Rondilla son inocentes

Un vídeo y los testimonios de las jugadoras del equipo salmantino (Sporting Garrido) exoneran a los dos árbitros de las acusaciones de trato de carácter sexista. La Federación Regional no ve indicios de los insultos y cierra el expediente. 

El pasado día 11 de octubre la noticia de un posible caso de trato denigrante en el fútbol femenino sacudía al deporte regional. El CD Juventud Rondilla denunciaba que dos árbitros del colegio salmantino se habían dirigido a sus jugadoras insultado gravemente durante el partido de Segunda Regional Femenina que se disputaba contra el Sporting Garrido de Salamanca. La noticia corrió como la pólvora y se hizo un hueco en medios regionales y nacionales, que le dieron repercusión. Sin embargo, menos de dos meses después la investigación federativa ha concluído que no existieron tales insultos.

 

Así se pone de manifiesto en la propuesta de resolución del Comité de Competición de la Federación Autonómica de Fútbol aprobado este martes y al que TRIBUNA ha tenido acceso. La propuesta concluye que no hay ni un "mínimo indicio" de que los insultos existieran y exonera por completo a los dos colegiados acusados, Sánchez Delgado y Cárdenas Gómez, ambos salmantinos.

 

Las jugadoras del Rondilla acusaron en su día a los colegiados de graves insultos durante un partido el día 9 de octubre. De hecho según reza el escrito federativo se recogió de la red social de su entrenador que aseguran que el árbitro Sánchez Delgado se dirigió a ellas con palabras como "jodeos guarras" y que su asistente Cárdenas Gomez les espetó "a mamarla". 

 

A raiz de estos hechos, la Federación abrió un expediente en el que llama la atención varias cuestiones, tal y como recoge la resolución. La primera que el CD Juventud Rondilla "no se ha ratificado la denuncia ni ha presentado prueba alguna al efecto"

 

Por el contrario, los árbitros denunciados presentaron un escrito en su descargo negando los hechos. Para ello entregaron varios DVDs con la grabación del partido en cuyas imágenes y, según la resolución federativa, "no parece que en ningún momento el colegiado se diriga a las jugadoras del Juventud Rondilla".  

 

CARTA DE LAS JUGADORAS DEL SPORTING GARRIDO: "NO LO TOLERARÍAMOS"

 

Esto es importante porque de haber sido así, los supuestos insultos se habrían podido escuchar por parte de las jugadoras del equipo rival. Por contra, las jugadoras del Sporting Garrido han presentado un escrito en el que aseguran que no escucharon "ninguno de los insultos, mofas, vejaciones o amenazas que las jugadoras del CD Juventud Rondilla dicen haber recibido".

 

Añaden que de haberlas escuchado ellas mismas hubieran denunciado al árbitro y habrían secundado la denuncia de las jugadoras de Valladolid. La carta concluye "nunca toleraríamos ni contra nosotras ni contra jugadoras contrarias actitudes que menoscaben la dignidad del fútbol femenino. Razón por la que tampoco vamos a permanecer ajenas a una polémica desagradable y que perjudica a dos deportistas, árbitros que pueden equivocarse en la aplicación del reglamento pero que en modo alguno demostraron la actitud por la que se les ha denunciado". 

 

El vídeo y la carta de las jugadoras del equipo salmantino han echado por tierra la denuncia del Juventud Rondilla que, además y según el expediente Federativo, no pusieron en conocimiento de su entrenador o de cualquier del equipo rival o delegado los hechos que después denunciaron. Por eso la Federación da por no acreditados los hechos y descarta sanción alguna a los dos colegiados. Archiva el procedimiento sin menoscabo de que existan alegaciones. 

Noticias relacionadas