Ni antes tan buenos ni ahora tan malos

Raúl Moreno, portero de la Unión Deportiva Salamanca

Jugadores importantes del equipo como Raúl Moreno y David Lázaro reconocen que el equipo no dio la talla en San Sebastián de los Reyes y se comprometen en nombre de la plantilla en intentar dar la vuelta a la mala sensación que ahora existe. 

Dos pesos pesados del vestuario blanquinegro han pasado por sala de prensa al día siguiente del doloroso 5-1 en San Sebastián de los Reyes. Reconocen el varapalo pero quieren transmitir un mensaje de tranquilidad que se resume en el manido 'ni antes tan malos ni ahora tan buenos'. El primero en hablar era el guardameta Raúl Moreno. "Ni antes éramos infranqueables ni ahora totalmente vulnerables", ha dicho. "El fútbol te pone en tu sitio cuando tienes un problema de concentración. Tenemos que corregir los errores y resarcirnos el domingo", ha señalado.

 

Para el portero del Salamanca lo que sucedió no fue un exceso de confianza sino más bien "errores puntuales. Los tres primeros goles son totalmente evitables en el plano personal y en el colectivo. No estuvimos a la altura", ha reconocido.

 

Ahora tendrán que aguantar una semana donde, inevitablemente surgirán dudas respecto al equipo. "Quiero estar en un club que me exiga y en el que la gente se enfade cuando perdamos. Yo no lo llamo presión sino tensión e ilusión. A nadie le gusta que le critiquen pero ante un partido como el de ayer no podemos esperar que la gente esté contenta", ha concluido.

 

David Lázaro

 

En la misma línea el centrocampista David Lázaro que aseguraba que el equipo "no puede permitir que esto nos hunda". Reconoce también el jugador que "no supimos competir en ningún momento. La derrota es incontestable". 

 

La posibilidad de tener dos partidos ahora en casa "hay que aprovecharlos para sumar los máximos puntos posibles e intentar estar ahí en el sprint final".