Nash firma con los Lakers por tres temporadas

Los angelinos cumplen así el sueño de fichar al codiciado base
El base canadiense Steve Nash ha sido traspasado en la madrugada del miércoles al jueves a Los Ángeles Lakers después de firmar un nuevo contrato por tres temporadas y 27 millones de dólares (más de 21,5 millones de euros) con los Phoenix Suns, su último equipo.

Nash, que había anunciado que dejaría los Phoenix Suns tras ocho años, llega a los Ángeles al protagonizar un 'sign and trade' (un tipo de contrato permitido en la NBA donde un equipo le ofrece un salario a un jugador y posteriormente lo vende a otro equipo). Los Lakers, por su parte, podrán soportar este contrato gracias al espacio salarial que dejó libre Lamar Odom al marcharse la pasada temporada a Dallas Mavericks y no tendrán que enviar ningún jugador hacia Texas.

Los Lakers, por su parte, enviarán a cambio de Nash las primeras rondas del 'Draft' del 2013 y 2015 y las segundas rondas de 2013 y 2014. Nash firmó finalmente por los Lakers a pesar de que los rumores aseguraban que podría recalar en Toronto o Nueva York.

El dos veces ganador del 'MVP' de la temporada devuelve a la franquicia angelina las opciones para luchar por el anillo de la NBA, al ocupar una de las posiciones más flojas del equipo en las últimas temporadas. Ya en la campaña pasada, el intento fue traer a Chris Paul, operación abortada finalmente por la propia NBA y que finalmente recaló en los vecinos Clippers.

Así, ya parece claro que Ramon Sessions, el base titular desde febrero no continuará en Los Ángeles Lakers. Sessions, que había renunciado a otro año de contrato para convertirse en agente libre y poder firmar un mejor contrato, ve con la llegada del canadiense cerradas todas las puertas.

En un comunicado emitido por el agente del jugador, Nash aseguró que buscó el acuerdo con los Lakers porque para él "es muy importante estar cerca" de sus hijos y su familia, que viven en Phoenix.

En sus 16 temporadas en la NBA, Nash ha promediado un total de 12.7 puntos, 3 rebotes y 10.7 asistencias, por encuentro. Sin embargo, a pesar de haber conseguido dos premios a mejor jugador de la temporada, el base nunca ha conseguido ganar un anillo de la NBA, motivo por el cual ha decidido firmar por un equipo con aspiraciones al campeonato.

El jugador de 38 años será la última pieza que complete un gran equipo que, si no hay cambios, reunirá en el quinteto a jugadores de la talla de Kobe Bryant, Pau Gasol, si este continúa y no es usado para traer a algún refuerzo, Andrew Bynum, Metta World Peace y el propio Nash.