Murphy´s Law, la primera discoteca que cierra en Salamanca: "Es una decisión que se toma como ciudadano y no como empresario"
Cyl dots mini

Murphy´s Law, la primera discoteca que cierra en Salamanca: "Es una decisión que se toma como ciudadano y no como empresario"

Murphys Law

La discoteca salmantina ha decidido cerrar sus puertas al público como medida preventiva de cara a la propagación del coronavirus, siendo la primera en la ciudad y con la esperanza de no ser la última. 

Ante el cierre de Universidades y la llamada a la responsabilidad social, hay negocios como el Murphys Law que han decidido cerrar sus establecimientos hasta nuevo aviso. A pesar de ser una decisión difícil, sus socios apuestan por medidas preventivas que permitan minimizar la propagación del virus, actuando de forma ejemplar de cara al resto de establecimientos de ocio de la ciudad charra.

 

A pesar de que las recomendaciones establecidas por la Junta de Castilla y León no afectan a este tipo de negocios, el establecimiento asegura entender "la salud de nuestros clientes por encima de cualquier otra premisa de ámbito social o económico. Sin dudar ni un instante en poner por encima de cualquier otra cosa el bienestar de nuestro cliente". 

 

 

Primer bar que toma la decisión de cerrar por voluntad propia. "Cuánto antes se tome una decisión de este tipo, creo y espero que el resto de la gente también se conciencie. Antes se va a parar y antes se va a recuperar la normalidad. Igual tenemos que estar dos o tres semanas cerrados, pero considero que es una medida mucho mejor, que hacer vida normal y al final no volver a abrir en dos o tres meses". 

 

Difícil decisión. "Está claro que no es una decisión fácil, porque ves como otros bares siguen abriendo, pero por lo menos podemos decir que a nivel personal estamos contentos con nuestra decisión. La gente está respondiendo muy bien, hemos recibido muchos mensajes de apoyo, además de que los medios se han interesado de nuestra decisión". 

 

Responsabilidad social a base de actos. "Al final es una decisión que se toma como ciudadano y no como empresario. Deberíamos ser nosotros los que señalemos el camino, ya que el Gobierno no lo hace. Es una medida preventiva y ojalá que el resto de bares nos imiten sin la necesidad de tener que esperar a la decisión de ninguna institución". 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas