Muñoz: “Se destruye patrimonio con la complicidad de los políticos”

La Casa de las Conchas sirvió ayer como escenario para un encuentro de la Federación de Asociaciones por el Patrimonio de Castilla y León celebrado con el lema Retos para el futuro. A la reunión asistieron representantes de la Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio (Salamanca), Amigos del Patrimonio de Segovia, Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio (Ávila), Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio de la Ciudad de León y Asociación El Arca de Noé (Burgos).
J. Romero

Además, la asamblea contó con la presencia de miembros de las asociaciones Pintia (Valladolid), Proculto (Toro) y Ascua (Alba de Tormes), que aún no pertenecen a la Federación. El encuentro se celebra tras la reciente concesión de un premio a la Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio por parte de la Asociación de Amigos de los Teatros de España por su lucha por recuperar el Bretón. “Estamos comprometidos hasta el final”, reitera Isabel Muñoz, presidenta de esta asociación. “Se destruye patrimonio con la complicidad de los políticos”, añade al respecto.
“Hay un patrimonio que, aunque arquitectónicamente sea menor, no deja de ser patrimonio”, replica Muñoz a las instituciones. “Los bienes públicos están por encima de los intereses privados”, recuerda a la clase política salmantina. La presidenta de la Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio sí agradece, en cambio, el reciente proyecto lanzado desde el Ayuntamiento para crear un mirador en las torres de la Clerecía. “Toda aquella iniciativa que fomente el turismo es buena desde el respeto que debe tener el patrimonio. No todo vale para ganar dinero en temas de patrimonio”, matiza Muñoz que insiste en que “nuestro lema es conservar para progresar, pero la conservación choca frontalmente con el tipo de sociedad en el que vivimos, hablamos de especulación”.

Las llamadas de atención no se limitan a los políticos sino que se extienden hasta el conjunto de la sociedad. “Entendemos que para la defensa de cualquier patrimonio es fundamental la participación y sensibilización ciudadana”, sostiene tras recalcar, antes de la celebración de la asamblea de la Federación regional, que “la defensa del patrimonio tiene sentido”. En el encuentro participaron como novedades con respecto a citas anteriores la asociación vallisoletana Pintia, cuya presidenta, María García, lamentó que las instituciones “no estén por la labor”, por ejemplo, de cuidar el yacimiento vacceo del siglo I antes de Cristo que da nombre a esta asociación. “El patrimonio arquitectónico es la gran Cenicienta, muchas veces los restos se destruyen”, corrobora Muñoz. La presidenta de la Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio apunta también hacia el olvido que sufre el patrimonio rural, un aspecto con el que coincide Cándido Ruiz, presidente de la Promoción de la Cultura de Toro, que cuestiona “la evidente mediocridad de los políticos” que condena al “abandono y a la falta de inversiones” palacios, iglesias y casonas que asisten a una lenta agonía.