Multa por no abrir el parque de Garrido: 221 euros por cada día que sigan las vallas

El consistorio aprueba multar a la empresa constructora del parque de Garrido por cada día que siga cerrado. La multa es retroactiva, desde el día 9 de mayo: ya supera los 6.200 euros.

Sigue el rifirrafe entre el Ayuntamiento de Salamanca y la empresa constructora del parque de Garrido. El motivo vuelve a ser el retraso en la apertura del parque, que desde hace semanas está aparentemente terminado, pero que sigue con las vallas que impiden el acceso. Este martes, la comisión informativa de contratación ha propuesto una multa por cada día que permanezca cerrado.

 

Los grupos municipales PP, PSOE, Ciudadanos y Ganemos han acordado por unanimidad sancionar a la empresa constructora del Parque de Garrido por el retraso de la obra. Según recoge la propuesta sobre el inicio del expediente de penalización contractual aprobado hoy por la Comisión de Contratación y Bienes, la empresa tiene que abonar 221,74 euros por cada día de retraso desde la finalización, el pasado 9 de mayo, del plazo de ejecución otorgado por los técnicos municipales. El resultado es que la empresa ya le 'debe' 6.208 euros al Ayuntamiento en concepto de multa.

 

El Ayuntamiento de Salamanca exige a la empresa que culmine ya el equipamiento y permita la apertura inmediata de este espacio público, y ha remitido, en menos de un mes,  tres requerimientos a la empresa para que concluya los trabajos conforme al proyecto acordado. El proyecto del parque ha sido fuente de constantes desencuentros entre la constructora y el Ayuntamiento desde que esta decidió cumplir con su palabra y correr con el coste del nuevo parque.