Multa de 300 euros para el dueño de un perro por superar sus ladridos en 15 decibelios el nivel permitido

Los hechos tuvieron lugar a las 01.05 horas del pasado 17 de noviembre en una vivienda ubicada en la calle Somosancho de Salamanca.

Los ladridos de un perro le han costado muy caro a su dueño; en concreto, 300 euros. Ésa es la multa que le ha impuesto la Policía Local de Salamanca a un hombre, A. V. S. por superar estos el nivel permitido por la Ordenanza en 15 decibelios.

 

Los hechos tuvieron lugar en una vivienda de la calle Somosancho de la capital a las 01.05 horas de pasado 17 de noviembre, en una infracción considerada como muy grave y que puede ser sancionada con hasta 3.000 euros.