Motivarse para la reconquista

Lo de Huesca debe quedar en anécdota dentro del supuesto despegue de este Salamanca. Si lo logra, el bajonazo del Alcoraz se olvidará. Si no, servirá como punto de partida para volver a pensar en negativo, en crisis deportiva, en problemas y en descenso. Palabras que la UDS quiere borrar de su volcabulario con una victoria contra el Numancia.
D. G.

Los sorianos llegan con la vitola de favoritos por dos razones. La primera, porque la tabla dice que son mejores. De hecho, su sueño es el ascenso y el de los blanquinegros, salvarse de la quema. La segunda razón es que los charros se han olvidado de lo que significa ganar en casa. El Helmántico se ha convertido en una especie de bazar barato en el que todo el que entra se acaba llevando algo. Una dinámica que los pupilos de Sito necesitan romper inmediatamente. Todo lo que no sea ganar hoy será un paso atrás, a no ser que la UDS confíe su suerte a los tropiezos de los que vienen por detras en la clasificación. Habrá cambios en el equipo titular. El primero, previsible, será el regreso de Biel a la portería. Y a partir de ahí, variantes varias. Sito Castro ya está a tono y su corrección táctica convence más que las idas y, a veces, venidas de Rossato. También es posible el regreso de Quique Martín. La pregunta es: ¿por quién? Toti es el jugador más en forma del equipo, Cuéllar ha crecido notablemente en las últimas jornadas. Así las opciones se reducen a Salva Sevilla o Hugo Leal, puesto que el equilibrio aportado por Jurado es algo de lo que Sito no parece dispuesto a desprenderse. Linares también tiene opciones. En la última sesión no se ejercitaron ni Carlos, por un resfriado, ni Endika, con problemas en el tobillo. Los dos son baja para el importante, por lo necesario de los puntos, envite de esta tarde.