Montserrat Caballé: sólo una diva se puede despedir cantando en su propio funeral

Cientos de personas han acudido al entierro de la soprano: en la ceremonia se ha podido escuchar su voz en las canciones elegidas. Josep Carreras ha echado en falta "un poco más de catalán".

Centenares de familiares y amigos han despedido este lunes a mediodía a la soprano Montserrat Caballé, en una ceremonia religiosa austera y con música cantada por la propia artista. La sala, con una capacidad de 300 personas sentadas, se ha quedado enseguida pequeña, formándose diversas filas de personas de pie, algunas de ellas inmortalizando el momento en sus teléfonos móviles. Se ha anunciado también un gran homenaje internacional en el Liceo de Barcelona en noviembre.

 

La ceremonia ha empezado con el 'Ave María' de Franz Schubert con la voz de la soprano, al que ha seguido un Padrenuestro y unas emocionadas palabras de la sobrina, Montserrat Caballé, seguidas de una lectura del foniatra Pedro Clarós. Han oficiado la ceremonia el Padre Ángel junto al Padre Alfredo Valladares de la parroquia Nuestra Señora de Fátima, y junto a ellos ha estado también el padre Apeles, "amigo" y admirador de la cantante desde los seis años, ha explicado éste en declaraciones a Europa Press.

 

Durante la misa, el Padre Ángel García -con cuya ONG colaboró la cantante durante años- ha dicho que han decidido celebrar esta misa de blanco: "Porque sabemos que ella está en el cielo", y ha destacado que ella hizo feliz a muchas personas. "Al enterarnos de la pérdida la lloramos como todos vosotros", ha dicho; ha aplaudido cuántos conciertos, caricias y sonrisas derramó la soprano entre sus seguidores y familiares, y ha animado a todos a decirse 'te quiero', 'perdón' y 'gracias'.

 

También ha detallado que el doctor Clarós le contó la anécdota de que ella le preguntó si el cielo estaría abierto para ella, y él le contestó: "Después de tantos ave marías que has cantado, de tantas cosas, seguro que te están esperando para que te unas al coro de los ángeles".

 

Después, ha sonado 'Lascia ch'io pianga', de Georg Friedrich Händel, se ha rezado un Padrenuestro y durante la comunión, la voz de la soprano ha interpretado 'O mio Babbino Caro', de Giacomo Puccini. La ceremonia ha terminado después de una hora con 'La Vergine degli Angeli', de Giuseppe Verdi, que ha precedido a más de dos minutos de aplauso en honor a la cantante.

 

El recordatorio del funeral, con la imagen de la Virgen de Montserrat en la portada, incluye unas palabras de la Madre Teresa de Calcuta que empiezan con con 'La vida es una oportunidad, aprovéchala'.

 

En la primera fila a mano derecha se han sentado la Reina Sofía; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el ministro de Cultura, José Guirao, mientras que en la primera fila izquierda han estado sentados el presidente del Gran Teatre del Liceu, Salvador Alemany; el director general, Valentí Oviedo, y la directora artística, Christina Scheppelmann.

 

La Reina Sofía ha sido la primera en salir del tanatorio, seguida del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y del presidente de la Generalitat, Quim Torra, a los que han seguido el resto de representantes políticos que han acudido a la ceremonia. Un coche fúnebre con diversas coronas esperaba el féretro de la soprano porteado por seis personas, ante el aplauso de las decenas de personas que se han congregado a la salida. Cuando el coche fúnebre ha salido del tanatorio de Les Corts, la gente que se había congregado a la salida ha vuelto a aplaudir.

 

El tenor Josep Carreras ha elogiado este lunes el funeral de la soprano Montserrat Caballé, que considerado entrañable, aunque ha añadido: "He echado en falta, sin entrar en polémica, que hubiera un poco más de catalán", ya que ha sido íntegramente en castellano. "Pero qué le haremos, las cosas son como son. Esto me imagino que es el deseo de la familia y por lo tanto no hay nada que decir; al contrario, admirar lo que han hecho por ella", ha declarado a los medios a la salida.