Mil raciones de chichas y pan con Maestre como Choricero de Honor

Más de mil personas se dieron cita ayer en el pabellón polideportivo Las Eras de la localidad de Candelario para degustar las chichas que desde el Ayuntamiento se habían preparado para celebrar el primero de los actos de la fiesta de la Candelaria. Al olor de las sartenes, los vecinos y turistas que durante estos días visitan la localidad hicieron cola para degustar este sabroso plato matancero. Francisco Maestre, presidente de la empresa de tecnología solar, ubicada en el antiguo textil El Navazo recogió el cariño de los vecinos al ser nombrado Choricero de Honor.
Carlos Bermejo

Tanto el alcalde, Germán Martín, como la concejal y teniente de alcalde Ana María Carrón señalaron que “esta empresa está muy vinculada a la villa, se encuentra ubicada en el límite entre Béjar y Candelario y es por esta razón símbolo de esta unión, no sólo geográfica”. Martín explicó que a su presidente le une una gran relación afectiva con esta localidad “y siempre que puede la visita con sus amistades, haciendo una gran promoción de ella”. Además la empresa ha contratado a un buen número de empleados oriundos de Candelario. Tantos las autoridades como el propio Maestre advirtieron sobre la importancia que el folklore popular tiene en la comarca y pidieron el compromiso de las diferentes administraciones con la promoción de las tradiciones de los núcleos rurales.

En este sentido, no dudaron en coincidir al afirmar que Candelario se ha convertido en un punto de referencia muy importante en todo lo concerniente al turismo de interior y señalaron esta zona de la comarca como uno de los “puntos predilectos” por el catálogo de posibilidades naturales y de ocio.

Mañana, procesión de la Virgen
Los actos festivos continuarán mañana, martes, con la tradicional procesión organizada por las mayordomas de la Virgen, junto con la bendición de las candelas y los niños nacidos durante el pasado año como actos centrales. La tradición manda que las madres que han dado a luz durante el año presenten a sus hijos a la Virgen así como reciban la mención sacerdotal y acompañen a la procesión.