Mil euros de multa y prisión sólo en caso de accidente: así sale conducir un bus escolar drogado
Cyl dots mini

Mil euros de multa y prisión sólo en caso de accidente: así sale conducir un bus escolar drogado

Conducir bajo los efectos de las drogas un vehículo de transporte escolar está multado, pero sólo es delito si hay accidente y heridos.

Conducir un autobús escolar y hacerlo drogado debería ser incompatible. Sin embargo, y a día de hoy, las consecuencias para el conductor se pueden quedar en una simple multa a pesar del riesgo que corren los ocupantes, un colectivo tan sensible como el de los escolares. Y es que las multas por este comportamiento están pendientes de una revisión que puede acometerse en la próxima reforma de la ley de seguridad vial que ya prevé retirada definitiva del carné a los reincidentes que den positivo más de una vez en alcohol o drogas. Por ahora, conducir drogado un bus escolar sale por mil euros y 6 puntos... y sólo es delito penal si hay accidente.

 

De momento, y aunque en 2014 se incrementaron las sanciones, la situación es la siguiente. El Reglamento General de Circulación establece que no se puede circular con un vehículo cuando la tasa máxima de alcohol en aire espirado superior a 0,25 miligramos por litro. Pero para los conductores profesionales, transpores peligrosos, de pasajeros o colectivos y de vehículos escolares se reduce a 0,15 miligramos por litro. En el caso de las drogas, cualquier cantidad es sancionable.

 

La multa por superar las tasas de alcohol permitidas es de 500 euros y 4 puntos, que pasaría a ser de 1.000 euros y la retirada de 6 puntos en el caso de que el conductor ya hubiera sido multado por alcoholemia en el año inmediatamente anterior por exceder la tasa permitida, así como al que circule con una tasa que supere el doble de la permitida. En el caso de conducir con drogas en el organismo, la multa por dar positivo es de mil euros y seis puntos del carné, el mismo castigo que en el caso de los positivos por alcohol.

 

En el caso de que el conductor tenga un accidente bajo los efectos de las drogas se convertirá en delito penal. Si hay heridos, el conductor será arrestado y llevado ante el juez. El hecho está castigado con penas de tres a seis meses de prisión o trabajos sociales y una retirada de carné de uno a cuatro años de duración.

Noticias relacionadas