Miguel Bosé, erre que erre, rechaza la mascarilla "obligatoria y sin excusas", aunque defiende excepciones
Cyl dots mini

Miguel Bosé, erre que erre, rechaza la mascarilla "obligatoria y sin excusas", aunque defiende excepciones

Miguel Bosé, en una imagen de archivo reciente

Para él las excepciones pasarían por las "personas enfermas, sanitarios y los ancianos para prevenir que no se vayan".

"He apoyado a movimientos que cuestionan el uso de mascarilla o su eficacia. ¿Quién la tiene que llevar entonces? Que la lleven los enfermos, sanitarios, obviamente, y los ancianos para prevenir y que no se nos vayan", ha señalado el músico en el segundo vídeo en su perfil de Instagram para abordar su postura respecto a las medidas contra esta enfermedad.

Bosé ha recordado que él mismo usa la mascarilla "a veces", cuando tiene que entrar en lugares en los que "puede molestar a la gente" que no la lleve puesta. El músico ha aclarado no obstante que cuenta con una exención médica para no llevarla debido a que tiene asma y la mascarilla le genera "problemas respiratorios".

"Pero la población sana no tiene por qué llevar mascarilla. Tendría que estar en la calle y trabajando, produciendo y ganando su dinero para poder subsistir, pagar sus impuestos y hacer una vida normal. Salud es respirar, hay que respirar, por favor", ha defendido, antes de comparar esta situación con años anteriores.

"¿Dónde estaba la histeria el año pasado, hace dos, hace tres, cuando hubo tanto contagio de gripe, más masivo, y donde hubo muchos más muertos? ¿Se paró la economía? ¿Se impidió salir a vivir, a respirar a trabajar, que es dignidad? ¿A ganar dinero? Entonces, a la mascarilla obligatoria, generalizada y sin excusas, digo no", ha concluido.