Miguel, a casa en 24 horas mientras Cano prueba a Zamora como pivote

EVOLUCIÓN. Positiva y, de seguir así, podrá estar en casa para seguir su recuperación el fin de semana

Teresa SĂĄnchez
Miguel García puede recibir el alta médica en apenas 24 horas. El jugador de la Unión Deportiva Salamanca continúa evolucionando de manera muy favorable y si todo sigue igual los médicos le mandarán a casa antes del fin de semana para que continúe con su recuperación. El futbolista siguió recibiendo ayer visitas de manera escalonada y todo era satisfacción entre sus compañeros una vez que lo pudieron ver. “Ahora tengo una sonrisa porque después de lo preocupado que he estado, tenía ganas de verlo, hemos echado un rato lindo y ha sido un alivio para todos”, comentaba Sarmiento. Curiosamente Miguel tan sólo se quejaba de una cosa, de la nariz e incluso llegó a preguntar a los médicos qué le habían hecho ahí y tuvieron que recordarle que el dolor le viene del golpe que se dio en la cara.

Su mensaje al equipo es que sigan adelante y en ello sigue el plantel de Cano, con un entrenamiento en el estadio Helmántico en el que se pudieron ver algunos apuntes que pueden valer para el encuentro ante el Valladolid y para el futuro. Para empezar, y a falta de que la próxima semana la dirección deportiva comience a valorar opciones sobre posibles fichajes para cubrir el hueco de Miguel, Cano se ha puesto manos a la obra y ayer probó a Alejandro Zamora como pivote defensivo puesto que tan sólo cuenta en esa posición con Héctor Yuste toda vez que Endika sigue sin poder entrenarse. Lo que parece claro para Valladolid es que Mario puede tener su primera ocasión para salir en el once y que el técnico trabajó ayer con onces en los que Marcos Márquez y Juanjo no coincidieron por lo que parece que apuesta por un unico ‘9’ como referencia.