Mientras Rajoy sea presidente, nadie volverá a robar... una crema