Messi comanda un Barça nuevo
Cyl dots mini

Messi comanda un Barça nuevo

Foto: FC Barcelona

El argentino, enchufado junto a Griezmann en el 0-4 al Granada

El Barça goleó (0-4) al Granada este sábado en la jornada 18 de LaLiga Santander celebrada en el Nuevo Los Cármenes, en otra buena actuación de los de Ronald Koeman, que enlazan victorias al son del resurgir de Leo Messi, autor de dos goles como Griezmann.

 

Messi ya es Pichichi en solitario con 11 tantos y sonríe como en él era habitual hasta este verano. Su deseo frustrado de irse del club azulgrana y una agria disputa con la ex Junta Directiva dejó una estrella apagada, que deambulaba por el campo. La elección de Koeman no le desagradó, tampoco la salida de Bartomeu, y la buena conexión paulatina con un equipo nuevo vislumbra otro panorama.

 

El cuadro culé acumula seis victorias y dos empates en los últimos ocho partidos para ver al líder Atlético de Madrid a cuatro puntos, aunque con tres partidos más. Sigue lejos el Barça pero no tanto como hace una mes. Además, las sensaciones son otras, y eso que esta vez no 'abusó' Pedri. La otra gran noticia para Koeman tuvo un perfil más discreto en Granada, pero apreció Griezmann.

 

El francés abrió la lata a los 12 minutos, en una jugada afortunada ya que el balón le llegó en un mal despeje de Soldado, lo cual invalidó el fuera de juego del ariete visitante. El Barça no había comenzado arrollador y el Granada apuntaba a hueso duro, con una buena opción de Puertas a los dos minutos, pero ese 0-1 hizo mucho. Al Granada le obligó en parte y al Barça le dio calma.

 

No se volvió loco el equipo de Diego Martínez, pero ya sabía que tendría que arriesgar, descuidar algo su defensa en su ya habitual subida en tromba. De ahí que Ter Stegen buscara siempre un saque rápido o que el Barça en general tratara de salir a la contra a la mínima. Dembélé también se tomó un respiro en su racha de destellos, pero de nuevo Griezmann levantó la mano para iniciar el 0-2.

 

El 'Principito' condujo y tuvo paciencia hasta dar a Messi el balón que mandó el capitán culé a la escuadra. El argentino, que venía de hacerle dos goles al Athletic, repitió doblete al enchufar una falta directa poco después, faceta que se le resistía últimamente. Al Granada se le hizo de noche muy pronto y empezó a pensar en los siguientes partidos con los cambios.

 

La alternativa andaluza para Luis Milla y Suárez bien podía traer sorpresas por otro lado, pero el Barça también da pasos adelante en la fiabilidad defensiva. Pese a las bajas en esa zona, con la entrada a última hora de Umtiti por Araujo, los catalanes regalan menos y eso se nota. También pensó Koeman en dosificar dando descanso a Messi, aunque después de que subiera el 0-4.

 

Fue el doblete de Griezmann, gran definición y conexión con Dembélé. El técnico culé dio minutos a Braithwaite, Pjanic, Trincao y Riqui Puig en busca de seguir sumando protagonistas a un Barça nuevo pero que necesita rotación. El danés forzó la roja de Vallejo, pero no llegaron más goles en la segunda derrota del Granada en Los Cármenes, donde de hecho cayó el Barça la pasada temporada.