MercaSalamanca cumple tarde las exigencias de Montoro y se mantiene dos años en pérdidas

Las instalaciones de MercaSalamanca en la zona logística en la carretera de Doñinos.

El Ayuntamiento de Salamanca tiene que inyectar capital a MercaSalamanca, pero todavía no ha aprobado la ampliación de capital. El ministerio de Montoro dio hasta el 1 de diciembre de 2015 para eliminar sociedades públicas deficitarias: el área logística lo es desde su creación.

El Ayuntamiento de Salamanca va tarde en una gestión imprescindible con MercaSalamanca, una sociedad participada mayoritariamente por el consistorio y que ha vivido en pérdidas permanentes desde que se creó. El consistorio tiene que hacer algo para equilibrar sus cuentas a riesgo de que Hacienda le obligue a eliminarla, como ha comunicado la cartera de Montoro a muchas comunidades y ayuntamientos de todo el país que mantienen empresas y sociedades municipales a los que no le cuadran las cuentas.

 

En el caso de MercaSalamanca, la solución tomada es la de inyectar dinero. Serán unos 900.000 euros en forma de ampliación de capital, ya aprobados dentro del segundo plan de viabilidad de su corta trayectoria, y que el consistorio tendrá que desembolsar si no quiere que la amonestación de Hacienda vaya más lejos. Sin embargo, a esta fecha, ese plan de viabilidad no está aprobado y la sociedad presenta pérdidas en 2015 como lo hizo en 2014.

 

A pesar de ello, el equipo de Gobierno mantiene que no les ha llegado ninguna carta de Montoro para que espabilen. Eso sí, en el último pleno aseguraron que hay una comunicación por la Fundación Ramos Andrade, la que gestiona el Museo Casa Lis, sin que haya conocimiento de que esté en números rojos.

 

El Ministerio de Hacienda lleva días mandando cartas a comunidades y ayuntamientos que mantienen sociedades en pérdidas, y recordándoles que la ley de estabilidad dice que tienen que desaparecer si no cuadran sus cuentas. La ley de estabilidad dice que si tienen pérdidas más de dos años consecutivos, hay que liquidarlas. Ante el revuelo creado, ha puntualizado que lo que ha mandado son cartas "de información a varios ayuntamientos sobre la situación de entidades públicas locales que se encuentren en situación de desequilibrio financiero, pero "no de supresión". Sin embargo, muchas de esas cartas, publicadas en los medios de muchas provincias, no tienen esa connotación 'amistosa': textualmente se dan 15 días para remitir "la información relativa a la extinción de la entidades dependientes (...)".

 

Según ha subrayado el Ministerio, existe un plazo para presenta alegaciones que paraliza el procedimiento y que los propios consistorios pueden destinar fondos a las empresas públicas deficitarias, por lo que "en ningún caso" tiene que abandonar la actividad. El plazo límite para eliminar entidades 'en números rojos' era el 1 de diciembre de 2015 y había unos meses para remitir esta información o tomar las medidas necesarias, aunque se ha dado un año de moratoria desde la primera fecha.