Menos y más viejos: así involuciona Salamanca

(Foto: Chema Díez)

Los datos del INE reflejan que la capital ha perdido la friolera de 8.024 personas en el periodo 2010-15, aumentando también la edad media de la población en 1,6 años.

Cada vez somos menos y más viejos. Ésa es, a grandes rasgos, la evolución de Salamanca en el último periodo 2010-2015, que deja unos datos desoladores en el apartado poblacional y que muestra la tendencia de una ciudad que pierde ciudadanos y futuro a pasos agigantados.

 

Así, los datos relativos a los indicadores demográficos y económicos de Salamanca publicados por el INE revelan que la capital ha perdido en el periodo de tiempo analizado 8.024 habitantes, pasando de los 154.462 de 2010 a los 146.438 del pasado ejercicio 2015, con una pérdida poblacional continua con el paso de los años, dato muy poco positivo para los intereses de los salmantinos.

 

Como es normal, el número de hogares también se ha visto disminuido en este mismo periodo, pasando de los 64.723 del año 2010 a los 64.542 del pasado 2015, que cuenta con 2,35 personas por cada uno de ellos.

 

Y, el último dato que mide la delicada situación de la ciudad, es el referido a la edad media de los habitantes, que entre 2010 y 2015 ha aumentado en 1,6 años, pasando de 45,01 a 46,5 años.

 

Terminamos como empezamos... somos menos y más viejos.