Melcón dimite como secretaria de la Agrupación Local Socialista

Causas. Asegura que ha sido manipulada por miembros de su partido, que han negociado a sus espaldas las listas electorales. Renovación. Ninguno de sus compañeros repetirá en las próximas elecciones
E. BERMEJO
La secretaria general de la Agrupación Local Socialista de Santa Marta de Tormes, Carmen Melcón, presentó ayer su dimisión con carácter irrevocable ante el secretario general de la Comisión Ejecutiva Provincial del PSOE, Fernando Pablos.

Melcón se retira porque entiende, tal y como explica en el escrito presentado ante el secretario general, “que se está conculcando gravemente” por parte de la Secretaría Provincial, “la normativa del partido con respecto a las competencias de la Comisión Ejecutiva municipal y de la Asamblea de la Agrupación Municipal del PSOE de Santa Marta de Tormes”, por lo que se ve obligada a dimitir “para no ser partícipe, en esta posible transgresión de las decisiones del partido, aprobadas por el Comité Federal el 17 de julio de 2010”.

La exsecretaria general asegura que ha sido manipulada y que ha pecado de ingenua, además de confesar que creyó en las personas de su propio partido y que se confundió al sugerir un candidato a las listas del Ayuntamiento que no era de su Agrupación.

Profundamente dolida y decepcionada, asegura que no tiene el más mínimo resentimiento por no ir en ninguna lista las próximas elecciones, y que parece “que para estar en política hay que tener un gran estómago y muchas tragaderas y yo no tengo ni una cosa ni otra, como tampoco soy de las que se prodiga en estar todo el día detrás de los que manejan el cotarro”. Simplemente le gusta trabajar por unas ideas, “aunque parece que eso ya no cuenta, y con un equipo, que es lo único que creo haber conseguido”.

Por otra parte, no tiene problema en reconocer que en abril de 2007 la agrupación de Santa Marta intentó ser dividida “por las mismas personas que hoy lo intentan de nuevo”, que trabajó en grupo con sus compañeros y obtuvieron un resultado digno en las elecciones, con más votos que en 2003. Durante casi dos años demandaron a los órganos competentes superiores que tomaran las soluciones oportunas para arreglar el problema. “Parecía que su único objetivo era dejar correr el tiempo, pero no, no era eso, tenían muy bien calculados los tiempos para llegar donde estamos ahora”, señala.

Prefiere ser peón de brega
Cuando en enero de 2009 le ofrecieron la Secretaría General de la Agrupación, lo consideró un gran honor;le dijeron que era una persona conciliadora y que lo podía hacer bien, aunque le costó decidirse porque prefiere ser “peón de brega, que estar arriba”.

Cometió un error y la agrupación no terminaba de despegar, pero aguantó el tipo hasta que decidió que no quería encabezar la lista a las próximas elecciones municipales. Es más, propuso a un vecino del pueblo afiliado en la agrupación de Salamanca, el actual candidato.

Y empezaron a surgir los rumores, “y nosotros con cara de idiotas diciendo que no sabíamos nada.“¿Qué se estaba cociendo a nuestras espaldas?, ¿Qué hilos se estaban moviendo? Ahora creo que ya lo sabemos”.

El 21 de enero la Comisión ejecutiva decidió que, dado que las cosas en Santa Marta estaban difíciles, las listas electorales se aprobarían en dicha comisión y no en la asamblea de la agrupación, “como ordena la normativa del partido”.

Es en ese momento, precisa Carmen Melcón, “cuando empieza nuestro dolor de cabeza y de corazón, porque la Ejecutiva municipal de Santa Marta parece que no tiene nada que hacer ni que decir, lo mismo que su secretaria general y el grupo municipal”.

El candidato ha hecho su lista, “la que le lleve a ganar, pero ¿qué pasa con las personas y su dignidad? ¿es que todo vale a cualquier precio? Creo que no se puede ir pisando a los compañeros, aunque sean efectos colaterales de la munición amiga”, subraya.

Y, por último, como las personas, a su juicio, no son marionetas que puedan ser manejadas al antojo, no va a formar parte a una lista a las Cortes de Castilla y León. “Me sentí como cuando dan un caramelo a un niño para que se calle, a pesar de ir en un puesto digno, como dicen”, concluye.

Ninguno de los actuales ediles socialistas de Santa Marta están en las listas electorales. La renovación llega por otros derroteros.