Melchor Martín, conductor de autobús: "Estamos luchando a ciegas, no sabemos qué va a ser de nosotros"
Cyl dots mini

Melchor Martín, conductor de autobús: "Estamos luchando a ciegas, no sabemos qué va a ser de nosotros"

Melchor Martín se dedica a conducir autobúses desde hace más de treinta años. Este salmantino constata el descenso de pasajeros hasta un 96%. 

Melchor Martín, conductor de autobús en Salamanca

Uno de los colectivos más expuestos al coronavirus en Salamanca es el de los conductores de autobús. Llevan prestando los servicios mínimos desde que el Gobierno de España decretara el Estado de Alarma por la temida pandemia de coronavirus hace ya casi dos meses. Los profesionales han iniciado una campaña a través de redes sociales para dar visibilidad a su trabajo, ya que consideran ser "los grandes olvidados". 

 

Lo explica muy bien el salmantino, Melchor Martín. Es conductor desde hace más de treinta años. Dirige la empresa 'Hermanos Martín' con más de noventa años de trayectoria profesional, heredada de generación en generación. "Siempre me atrajo el mundo del autobús... me gusta viajar y la verdad, es que, las cosas fueron fáciles para mi, todo fue rodado... continué la estirpe familiar. Primero fue mi abuelo, luego mi padre y ahora yo", relata.  

 

Abarcan todo tipo de rutas. Líneas regulares, excursiones, viajes de fin de curso, agencias, transporte escolar... están con todos: Pequeños, adolescentes, adultos, mayores, enfermos... ¿quién no ha visto circular por carretera a estos autobúses rojos y blancos?. La incertidumbre por el virus les ha dejado en jaque, "nuestra empresa ahora mismo es la mitad, se ha suspendido todo". 

 

Constata así el descenso de usuarios del autobús en torno a un 96%. "Hemos pasado de traer a 12-15 personas en una línea regular a traer una o ninguna. La gente tiene miedo y el resultado es no viajar", lamenta mientras asegura especialmente preocupado "que ahora mismo los ingresos son prácticamente nulos". 

 

Melchor es uno de los conductores que ha estado al pie del cañón desde el minuto uno. Al tener contacto directo con el público, para conducir "llevamos mascarilla y guantes" y está restringido el número de personas. "Se pueden mover unas veinte y siempre con la debida distancia de seguridad". Al término de cada servicio, están obligados a limpiar y desinfectar todo. "Hemos incorporado una máquina de ozono para poder hacerlo con las máximas garantías".  

 

Sin embargo, Martín confiesa que nadie piensa en esta dura profesión que en estos momentos también lucha en primera línea. "Se habla de volver a los cines, de hacer muchas cosas, pero no se habla del transporte de viajeros... y somos muy importantes". En Castilla y León hay más 5.000 poblaciones a las que prestan ayuda, "hay gente mayor y gente sin carnet de conducir, somos los intermediarios para que todos ellos puedan llegar al médico o a hacer la compra, tenemos nuestra importancia pero nadie nos ha mencionado", lamenta. 

 

Incertidumbre de futuro

En lo que se refiere a la situación laboral, la empresa Hermanos Martín "está en ERTE". Habitualmente hay alrededor de veinte-treinta personas y ahora mismo "para hacer los servicios mínimos solo tres". El panorama no pinta demasiado bien para este colectivo, "el miedo que tuve a últimos de marzo principios de abril se ha convertido en pánico, no vemos ayudas, las prometen pero no llegan".

 

Con una ciudad que ha echado el freno por completo y con el miedo humano a padecer coronavirus, que ya se ha llevado la vida de casi 400 personas en toda la provincia, "no se quiere viajar y aunque lo veo lógico, es una panorma muy duro para nosotros", declara. Un estado de ánimo generalizado en tiempos de confinamiento que espera vaya cambiando a la vez que se supera la crisis.

 

"No sabemos cómo será la vuelta a la normalidad, porque entendemos que ver los autobuses tan llenos como iban antes va a ser imposible", explica Melchor, que desconoce la forma en la que se procederá de cara a un futuro próximo. Por ahora y con fortaleza, "estamos luchando a ciegas y no sabemos qué va a ser de nosotros".